Hiperlordosis lumbar – Que es, síntomas, tratamiento

Hiperlordosis lumbar
432 Views

La hiperlordosis lumbar o lumbosacra es una curvatura exagerada de la columna vertebral en la región lumbar, lo que hace que la parte baja de la espalda se arquee hacia adentro. Esto puede causar dolor de espalda y otros problemas de salud. Las causas de la hiperlordosis pueden incluir factores genéticos, postura incorrecta, debilidad muscular, obesidad y lesiones en la columna vertebral.

Los síntomas pueden incluir dolor de espalda, tensión muscular en la zona lumbar, rigidez en la columna vertebral, y una apariencia anormal de la postura en la zona lumbar. Si es grave, también puede haber una reducción en la movilidad de la columna vertebral.

Es bastante común en la población general, la prevalencia de la hiperlordosis lumbar en adultos era del 56%, siendo más frecuente en mujeres que en hombres. En algunos grupos específicos, como bailarines y deportistas que realizan movimientos que implican una extensión lumbar repetida, la prevalencia de la hiperlordosis lumbar puede ser aún mayor. En cambio, en personas con obesidad o debilidad muscular, la prevalencia puede ser aún mayor debido a la carga adicional sobre la columna vertebral.

Es importante tener en cuenta que no siempre causa síntomas y puede ser asintomática en algunas personas. Sin embargo, cuando se asocia con dolor de espalda u otros síntomas, es importante determinar la causa subyacente y establecer un plan de tratamiento adecuado.

El tratamiento depende de la causa y la gravedad de la curvatura. Los tratamientos en la clínica de fisioterapia pueden incluir ejercicios para fortalecer los músculos de la zona lumbar, fisioterapia, técnicas de estiramiento, cambios en la postura y hábitos diarios, y en algunos casos, el uso de soportes lumbares o corsés para ayudar a corregir la postura.

 

 

Que es la hiperlodosis

La hiperlordosis es una curvatura exagerada de la columna vertebral en la región lumbar, lo que hace que la parte baja de la espalda se arquee hacia adentro. En condiciones normales, la columna vertebral presenta una curvatura fisiológica en la zona lumbar, que se conoce como lordosis. La lordosis lumbar ayuda a equilibrar el peso del cuerpo, absorber los impactos al caminar o correr, y proporcionar estabilidad a la columna vertebral. Sin embargo, cuando esta curva se exagera, se produce la hiperlordosis.

 

 

Hiperlordosis lumbar en mujeres

En las mujeres, la hiperlordosis lumbar puede ser más común debido a una serie de factores, como la anatomía de la pelvis, el embarazo y el parto, el uso de tacones altos y una postura inadecuada al sentarse o pararse durante períodos prolongados de tiempo.

Para tratar la hiperlordosis lumbar en mujeres embarazadas, es importante abordar los factores subyacentes que contribuyen a la curvatura excesiva de la columna vertebral. Esto puede incluir la realización de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento para los músculos de la espalda, la pelvis y el abdomen, así como mejorar las malas posturas y la ergonomía en el lugar de trabajo.

También es importante usar calzado cómodo y evitar el uso prolongado de tacones altos, ya que pueden agravar el dolor lumbar.

 

Hiperlordosis lumbar y barriga

Una de las consecuencias de esta curvatura excesiva puede ser una protrusión abdominal, conocida popularmente como barriga.

La hiperlordosis lumbar puede contribuir al desarrollo de una barriga prominente debido a que la curvatura excesiva de la columna lumbar empuja los órganos abdominales hacia adelante y adelanta el centro de gravedad. Además, la debilidad de los músculos abdominales y el sedentarismo pueden contribuir al desarrollo de una barriga prominente en personas con hiperlordosis lumbar.

Para tratar la hiperlordosis lumbar y la barriga prominente asociada, es importante abordar la causa subyacente de la curvatura excesiva de la columna vertebral y fortalecer los músculos abdominales. Esto puede incluir la realización de ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen, así como la mejora de la postura y la ergonomía en el lugar de trabajo.

Además, es importante adoptar hábitos saludables como una dieta equilibrada, la práctica regular de ejercicio físico y evitar el sedentarismo.

 

 

Síntomas de la hiperlordosis

La hiperlordosis lumbar o lumbosacra se caracteriza por una curvatura exagerada de las vertebras lumbares en la región lumbar, lo que hace que la parte baja de la espalda se arquee hacia adentro. Los síntomas pueden variar según la gravedad de la curvatura y las causas subyacentes. A continuación, se presentan algunos de los síntomas comunes asociados con la hiperlordosis:

– Dolor de espalda en la zona lumbar que puede ser agudo o sordo y empeorar al estar sentado o al realizar actividad física.

– Tensión muscular ya que los músculos de la espalda pueden sentirse tensos y doloridos.

– Fatiga muscular ya que los músculos pueden fatigarse más rápidamente y sentirse débiles.

– Rigidez en la columna vertebral y limitación de la movilidad.

– Una apariencia anormal de la postura que puede causar una apariencia de «nalgas hacia afuera» o «abdomen hacia adentro».

– Dificultad para mantener una postura adecuada al estar sentado o de pie.

 

 

Causas de la hiperlordosis

La hiperlordosis puede ser causada por diversos orígenes. Algunas de las causas más comunes incluyen:

– Mala postura: una mala postura corporal al sentarse o de pie puede producirla.

– Los músculos débiles en la zona lumbar pueden no ser capaces de soportar adecuadamente la columna vertebral.

– El exceso de peso puede afectar la postura y la alineación de la columna vertebral.

– Lesiones en la columna vertebral como fracturas o dislocaciones.

– Alteraciones o condiciones médicas subyacentes como enfermedades neuromusculares, mucha cifosis dorsal, deformidad, distrofia muscular o la parálisis cerebral, pueden contribuir.

– En el embarazo los cambios en el cuerpo pueden afectar la alineación de la curvatura normal.

 

 

Tratamiento de la hiperlordosis

El tratamiento de la hiperlordosis depende de las causas subyacentes y la gravedad de la curvatura. En general, el tratamiento se enfoca en aliviar los síntomas, fortalecer los músculos y mejorar la postura. A continuación, se presentan algunas opciones de tratamiento comunes para la hiperlordosis:

– Fisioterapia con ejercicios de fortalecimiento y estiramiento pueden ayudar a aliviar el dolor y mejorar la postura. Un fisioterapeuta puede diseñar un programa de ejercicio terapéutico personalizado para ayudar a mejorar la musculatura lumbar y flexibilidad.

– Terapia manual con técnicas de masaje y manipulación para ayudar a aliviar la alteración postural y mejorar la movilidad de la columna torácica, lumbar y suelo pélvico.

– Medicamentos como analgésicos y antiinflamatorios pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con los músculos lumbares.

– Usar un soporte lumbar o fajas puede ayudar a mantener la columna vertebral en una posición adecuada y reducir la tensión en los músculos.

– En casos graves, la cirugía puede ser necesaria para corregir la curvatura de la columna vertebral.

Es importante buscar el consejo de un profesional de la salud para determinar el tratamiento adecuado según las necesidades individuales. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir complicaciones y mejorar los resultados a largo plazo.

 

 

Que hacer si tengo hiperlordosis

Hay algunas medidas de autocuidado que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la hiperlordosis. A continuación, se presentan algunos remedios caseros que pueden ayudar a mejorar la curvatura lumbar:

– Ejercicios de estiramiento que pueden ayudar a mejorar la flexibilidad y la movilidad de la columna vertebral. Algunos ejemplos incluyen estiramientos de cuádriceps, isquiotibiales, glúteos y músculos de la espalda.

– Fortalecimiento muscular que pueden ayudar a mejorar la postura y reducir la tensión en los músculos de la columna vertebral. Algunos ejemplos incluyen ejercicios de abdominales, lumbares, glúteos y cuádriceps.

– Corrección postural ya que es importante mantener una buena postura al sentarse, pararse y caminar. Trate de sentarse erguido con los pies apoyados en el suelo y la espalda recta. Al caminar, asegúrese de mantener la cabeza alta y los hombros hacia atrás.

– Terapia de calor en la zona afectada puede ayudar a aliviar la tensión muscular y reducir el dolor.

– Un masaje suave en la zona afectada puede ayudar a reducir la tensión muscular y mejorar la movilidad de la curvatura lordótica.

– Evitar cargar objetos pesados y actividades deportivas muy intensas.

– Mejore sus hábitos, evite la vida sedentaria y los zapatos de tacón.

 

 

Cuanto tarda en corregirse una hiperlordosis

La corrección de una hiperlordosis depende de varios factores, como la gravedad de la condición, la edad, la salud general y el compromiso con el tratamiento. En algunos casos, la corrección puede ser relativamente rápida, mientras que en otros puede llevar más tiempo.

Si la hiperlordosis es causada por un desequilibrio muscular o una mala postura, el tratamiento puede incluir ejercicios de fortalecimiento y estiramientos, así como terapia física para corregir la postura. En general, se espera ver mejoras significativas en el plazo de varias semanas a varios meses, pero la corrección completa puede tardar más tiempo.

En casos más graves, como la hiperlordosis congénita o la enfermedad de Scheuermann, la corrección puede requerir una cirugía o un tratamiento a largo plazo y puede tardar más tiempo en lograrse.

 

 

Consecuencias de la hiperlordosis

La hiperlordosis lumbosacra puede tener varias consecuencias negativas para la salud, entre las que se incluyen:

– Dolor lumbar debido a la sobrecarga en las vértebras, la cifosis torácica, los discos y los músculos de la espalda baja.

– Problemas de postura que puede hacer que la persona adopte una postura incorrecta, lo que puede a su vez causar dolor en otras áreas del cuerpo como los hombros, el cuello o las rodillas.

– Problemas respiratorios ya que puede afectar la capacidad de los pulmones para expandirse completamente, lo que puede dificultar la respiración.

– Problemas digestivos ya que puede afectar la capacidad del estómago y los intestinos para funcionar correctamente, lo que puede causar problemas digestivos.

– Problemas de movilidad al limitar la capacidad de movimiento de la persona, lo que puede afectar su calidad de vida y su capacidad para realizar actividades cotidianas.

Estiramientos para la hiperlordosis

Los estiramientos pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la flexibilidad de la lordosis fisiológica. Es importante consultar con profesionales de salud antes de realizar cualquier estiramiento, especialmente si tiene dolor o mucha cifosis en la columna vertebral. También es importante recordar que los estiramientos deben realizarse con cuidado y sin forzar el cuerpo para evitar lesiones adicionales.

Aquí hay algunos estiramientos que puedes hacer en casa para tratar la hiperlordosis:

– Estiramiento de cuádriceps

Colóquese en una posición de pie y tome su pie derecho con su mano derecha. Tire su pie hacia su glúteo mientras mantiene su rodilla derecha apuntando hacia abajo. Mantenga la posición durante 30 segundos y repita del otro lado.

 

– Estiramiento de isquiotibiales

Siéntese en el suelo con las piernas estiradas hacia adelante. Incline lentamente el torso hacia adelante mientras intenta alcanzar los dedos de los pies. Mantenga la posición durante 30 segundos y repita varias veces.

 

– Estiramiento de glúteos

Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Cruzar la pierna derecha sobre la rodilla izquierda y tire suavemente de la rodilla izquierda hacia el pecho. Mantenga la posición durante 30 segundos y repita del otro lado.

 

– Estiramiento de músculos de la espalda

Colóquese en una posición de rodillas y manos en el suelo. Arquee suavemente la columna vertebral hacia arriba mientras inhala y luego exhale y redondee la columna vertebral hacia abajo. Repita varias veces.

 

 

 

Ejercicios para fortalecer la hiperlordosis

La hiperlordosis a menudo se debe a un desequilibrio muscular en la región lumbar, por lo que fortalecer los músculos de la zona puede ayudar a corregir la postura y reducir los síntomas. Recuerde que es importante consultar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, especialmente si tiene dolor o una lesión en la columna vertebral. También es importante realizar los ejercicios con cuidado, en la postura correcta y sin forzar el cuerpo para evitar lesiones adicionales.

Aquí hay algunos ejercicios que pueden ayudar a fortalecer los músculos de la zona lumbar, la musculatura abdominal y aliviar la postura hiperlordótica:

– Plancha

Colóquese en una posición de plancha con los codos y los antebrazos apoyados en el suelo y las piernas estiradas. Levante el tronco mientras contrae los músculos centrales y los glúteos. Mantenga la posición durante 30 segundos y repita varias veces.

 

– Extensión de espalda

Acuéstese boca abajo en el suelo con las manos en los costados. Levante lentamente el pecho y los hombros del suelo mientras mantiene el cuello en línea recta con la columna vertebral. Mantenga la contracción de los músculos extensores durante unos segundos y luego baje lentamente.

 

– Puente de glúteos

Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Levante lentamente las caderas del suelo hasta que forme una línea recta desde los hombros hasta las rodillas. Mantenga la curva lumbar durante unos segundos y luego baje lentamente.

 

– Sentadilla

Párese con los pies separados al ancho de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas. Baje lentamente el cuerpo en una posición de sentadilla, manteniendo las rodillas alineadas con los pies. Luego, lentamente levántese a la posición inicial.

 

Bibliografía

  1. Hiperlordosis lumbar: causas, síntomas y tratamiento» – Revista Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (2008) 52(2): 85-91. Autores: Albiñana, J., López-Durán, L., & Lázaro, R.
  2. «Dolor lumbar. Hiperlordosis lumbar» – FMC – Formación Médica Continuada en Atención Primaria (2018) 25(1): 46-51. Autores: Baena-Manglaviti, J. R., Baena-Manglaviti, R., & Baena-Manglaviti, F. J.
  3. «Low Back Pain in Athletes» – The American Journal of Sports Medicine (2008) 36(2): 316-330. Autores: McGill, S. M., Childs, A., & Liebenson, C.
  4. Mayo Clinic – «Lordosis»: Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/lordosis/symptoms-causes/syc-20373865
  5. Spine-health – «Lumbar Spine Anatomy and Pain»: Sitio web: https://www.spine-health.com/conditions/lower-back-pain/lumbar-spine-anatomy-and-pain
    Fisioterapia Tratamientos
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    One comment