DOLOR CERVICAL

dolor cervical tratamiento fisioterapia madrid

DOLOR CERVICAL

section-7b4b3be
Tratamiento del dolor cervical

El tratamiento del dolor cervical, o cervicalgia, con fisioterapia es bastante habitual y suele ser exitoso. La fisioterapia es uno de los tratamientos más comunes para el dolor de cuello crónico.

Implica la aplicación de tratamientos para reducir el dolor y/o la rigidez e iniciar un programa de ejercicios de fortalecimiento y estiramiento del cuello.

Los métodos y ejercicios específicos utilizados en la fisioterapia, así como la duración del plan de tratamiento, pueden variar de una persona a otra.

 

Objetivos de la fisioterapia para el dolor de cuello

La fisioterapia para el dolor de cuello suele incluir los siguientes objetivos

Reducir el dolor y la rigidez
Mejorar la amplitud de movimiento de la cabeza y el cuello
Desarrollar el fortalecimiento del cuello y su musculatura de apoyo
Desarrollar estrategias para evitar que el dolor se repita
Incluso si el dolor no puede eliminarse por completo, la fisioterapia cervical puede desempeñar un papel importante en la mejora de la postura y la función del cuello para los movimientos diarios.

Causas del dolor de cuello

Hay muchas causas diferentes de dolor de cuello. En ocasiones, una mala postura al sentarse pone el cuello en una posición incómoda y provoca dolor. En otras ocasiones, un traumatismo, como un accidente de tráfico o una lesión deportiva, puede provocar una dolorosa afección denominada latigazo cervical. El desgaste provocado por la artritis o los problemas de disco también puede ser una de las causas del dolor de cuello.

¿Dónde se siente el dolor?

El dolor que proviene de su cuello puede sentirse en diferentes lugares, lo que puede hacer que su condición sea confusa y difícil de tratar. El dolor también puede sentirse directamente en el cuello, o sólo en un lado del cuello. El dolor del cuello también puede sentirse en el omóplato, y otros tipos de dolor en el hombro también podrían provenir del cuello.

Si un nervio del cuello está irritado puede sentir un dolor que baja por el brazo y llega a la mano. A veces también se puede sentir debilidad, entumecimiento u hormigueo en el brazo y la mano. Asegúrese de comentar todos sus síntomas con su fisioterapeuta para que pueda entender su estado y encontrar las mejores opciones de tratamiento.

Qué hacer 

Si empieza a tener dolor de cuello, no se asuste. A menudo, el dolor de cuello mejora en pocos días y, en muchos casos, el dolor disminuye considerablemente en cuatro o seis semanas. Cuando el dolor aparece, los ejercicios suaves para el cuello pueden ser beneficiosos, y el calor o el hielo también pueden ayudar a controlar los síntomas. Si los síntomas persisten visite a un fisioterapeuta.

 

Cuándo se puede recomendar la fisioterapia

La fisioterapia para el cuello podría recomendarse en una variedad de casos, tales como

Dolor crónico no especifico. Cuando el dolor de cuello persiste o se repite, la fuente o el mecanismo exacto del dolor puede ser difícil de identificar. Incluso sin un diagnóstico, el aumento de la fuerza de los músculos del cuello puede ayudarles a sostener mejor la columna cervical y a ser más resistentes al dolor.

Recuperación de una lesión. Algunas lesiones, como el latigazo cervical, pueden dañar los tejidos blandos y las articulaciones del cuello, lo que provoca dolor y/o rigidez que puede durar semanas o mucho más. La fisioterapia puede reducir el dolor y ayudar a que el cuello vuelva a funcionar normalmente.

Recuperación de la cirugía. Algunas cirugías realizadas en el cuello pueden provocar un dolor y una rigidez importantes en las semanas y meses siguientes lo que puede alterar el movimiento de algunos músculos del cuello y de la parte superior de la espalda. En estos casos puede ayudar a superar la rigidez, aumentar la función del cuello y reducir o prevenir los espasmos dolorosos a medida que se reacondicionan los músculos.

Tratamiento de fisioterapia para el dolor cervical

Su fisioterapeuta trabajará con usted para ayudarle a disminuir y eliminar el dolor de cuello. También le ayudará a diseñar estrategias para prevenir futuros episodios.

Algunos de los tratamientos habituales que ofrecen los fisioterapeutas para el dolor de cuello son:

Movilizaciones articulares. Se pueden utilizar técnicas de movilización articular para ayudar a mejorar el movimiento del cuello y disminuir el dolor. La movilización y manipulación del cuello puede conllevar algunos riesgos. Estos riesgos, aunque raros, deben ser discutidos con su fisioterapeuta antes de proceder a la movilización de la columna vertebral del cuello.

Masaje. Si se considera que los músculos tensos y doloridos son la causa de su dolor de cuello, su fisioterapeuta puede utilizar técnicas de masaje para ayudar a disminuir la tensión y el dolor en estos músculos.

Ejercicio. Muchos estudios indican que el ejercicio puede ser su principal herramienta en el tratamiento del dolor de cuello. Su fisioterapeuta puede prescribirle ejercicios específicos para ayudarle a mejorar el movimiento y para ayudar a disminuir su dolor.
Tracción. Ocasionalmente, se puede utilizar la tracción cervical en la consulta para ayudar a tratar su dolor de cuello. La tracción se utiliza para separar las superficies articulares del cuello, lo que puede ser beneficioso si tiene artrosis cervical. Si tiene una protuberancia o una hernia discal, la tracción puede ayudar a dar a los nervios irritados algo de espacio para que el dolor disminuya.

Corrección postural. Si se cree que una mala postura al sentarse es la causa de su dolor de cuello, su fisioterapeuta puede trabajar con usted para corregirla. Puede utilizar un rodillo especial de apoyo lumbar para ayudarle a mejorar su postura al sentarse.

 

Modalidades terapéuticas. A veces se utilizan modalidades terapéuticas como los ultrasonidos para ayudar a tratar el dolor de cuello. Estos tratamientos pueden ser beneficiosos temporalmente, pero recuerde que usted debe participar activamente en la rehabilitación de su cuello.

Termoterapia y crioterapia. El calor y el hielo también son tratamientos que pueden utilizarse para ayudar a relajar los músculos y reducir la inflamación. Una vez más, estos tratamientos pasivos pueden ser beneficiosos, pero no deben sustituir al ejercicio activo y la corrección postural en el tratamiento del dolor de cuello.

Si busca tratamiento del dolor cervical con fisioterapia en Madrid llámenos ahora!