Contractura cervical y mareos – Que hacer

Contractura cervical y mareos
31 Views

La relación entre la contractura cervical y los mareos puede ser compleja y multifactorial. Aunque la contractura cervical en sí misma no causa directamente mareos cervicales, los síntomas asociados con una contractura cervical, como el dolor, la rigidez muscular y la tensión en el cuello, pueden contribuir indirectamente a la sensación de mareos en algunas personas.

 

Aquí hay algunas formas en las que la contractura cervical podría estar relacionada con los mareos:

  • Tensión muscular: La tensión muscular en el cuello y los hombros debido a una contractura cervical puede causar una restricción en el flujo sanguíneo hacia la cabeza y el cerebro. Esto podría provocar una sensación de mareo o desequilibrio.

 

  • Irritación nerviosa: La contractura cervical puede ejercer presión sobre los nervios cercanos, incluidos los nervios que controlan el equilibrio y la coordinación. Esto puede desencadenar síntomas de mareos, vértigo o sensación de inestabilidad.

 

  • Cambios en la postura y el equilibrio: El dolor y la rigidez en el cuello debido a una contractura cervical pueden alterar la postura y la alineación corporal, lo que a su vez puede afectar el equilibrio y la percepción espacial, contribuyendo a la sensación de mareos.

 

  • Estrés y ansiedad: La contractura cervical y el dolor crónico pueden provocar estrés emocional y ansiedad, que a su vez pueden desencadenar síntomas de mareos o sensación de «mareo» debido a la respuesta del cuerpo al estrés.

 

Es importante tener en cuenta que los mareos pueden tener muchas causas diferentes, y la relación entre ambos puede variar de una persona a otra. Si experimentas mareos junto con una contractura cervical, es recomendable buscar atención médica para una evaluación completa y un diagnóstico preciso.

 

Un profesional de la salud podrá determinar si los mareos están relacionados con la contractura u otras condiciones subyacentes y recomendar el tratamiento adecuado. Además, es importante abordar tanto la contractura cervical como los mareos para obtener un alivio completo de los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Cómo manejar los mareos asociados con una contractura cervical

 

  • Ejercicio y estiramientos

    La realización de ejercicios suaves de estiramiento y fortalecimiento para el cuello y los hombros puede ayudar a aliviar la tensión muscular y mejorar la movilidad. Los ejercicios de rotación, inclinación lateral y flexión del cuello pueden ser beneficiosos. Es importante realizar estos ejercicios con cuidado y bajo la supervisión de un profesional de la salud para evitar lesiones adicionales.

     

  • Fisioterapia

    Un fisioterapeuta puede recomendar técnicas específicas de terapia manual, como masajes, manipulación espinal suave y movilizaciones articulares, para reducir la tensión muscular y mejorar la movilidad del cuello. Además, la terapia física puede incluir modalidades de tratamiento como la terapia de calor o frío y la electroterapia para aliviar el dolor y la inflamación.

     

  • Medicamentos

    En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para ayudar a controlar los síntomas. Esto puede incluir analgésicos para aliviar el dolor, relajantes musculares para reducir la tensión muscular y medicamentos para controlar la ansiedad o el estrés.

     

  • Manejo del estrés

    El estrés emocional y la ansiedad pueden exacerbar los síntomas. Practicar técnicas de manejo del estrés, como la meditación, la respiración profunda, el yoga o la terapia cognitivo-conductual, puede ayudar a reducir los mareos al promover la relajación y la calma.

     

  • Postura adecuada

    Mantener una buena postura puede ayudar a prevenir la exacerbación de los síntomas de la contractura. Es importante mantener el cuello alineado con la columna vertebral y evitar posturas que pongan tensión adicional en los músculos del cuello y los hombros.

 

Recuerda que es importante consultar con un profesional de la salud para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento individualizado si experimentas mareos junto con una contractura cervical. Un enfoque integral que aborde tanto los síntomas físicos como emocionales puede ser beneficioso para mejorar tu calidad de vida y bienestar general.

    Fisioterapia Tratamientos
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    No comments