Como dormir con mareos cervicales

dormir con mareos cervicales
214 Views

Dormir con mareos cervicales puede ser difícil ya que la sensación de mareo puede empeorar al estar en una posición determinada. Sin embargo, es importante asegurarse de tener una postura adecuada al dormir para minimizar el dolor de cuello y los síntomas de mareo.

Es importante recordar que cada persona es única y puede requerir diferentes posiciones para dormir que sean más cómodas y efectivas para aliviar los mareos cervicales. Si los mareos cervicales persisten o empeoran, es recomendable consultar con un médico o un profesional de la salud para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

 

 

Recomendaciones para dormir con mareos cervicales

Hay algunas estrategias que pueden ayudar a aliviar los síntomas y hacer que el sueño sea más cómodo:

– Adoptar una buena postura: Dormir en una posición que mantenga la columna cervical en una posición neutral puede ayudar a reducir la tensión muscular y prevenir los mareos cervicales. Dormir de lado o boca arriba con una almohada que mantenga el cuello en una posición neutral puede ser una buena opción.

– Usar una almohada adecuada que proporcione soporte adecuado al cuello puede ayudar a reducir la tensión muscular y prevenir los mareos y dolores cervicales. Una almohada que sea de la altura adecuada y que permita mantener el cuello en una posición neutral puede ser beneficiosa.

– Relajarse antes de dormir utilizando técnicas de relajación, como la meditación o la respiración profunda, antes de dormir puede ayudar a reducir el estrés y la tensión muscular, lo que puede ser beneficioso para los mareos y el dolor de cabeza.

– Evitar la cafeína y el alcohol antes de dormir ya que pueden contribuir a la tensión muscular y empeorar, por lo que se recomienda evitarlos antes de dormir.

– Realizar ejercicios y estiramientos suaves antes de dormir puede ayudar a relajar los músculos del cuello y reducir la contractura muscular de origen cervical.

– Aplicación de calor en la parte superior del cuello y hombros.

En resumen, adoptar una buena postura al dormir, usar una almohada adecuada, relajarse antes de dormir, evitar la cafeína y el alcohol antes de dormir, y realizar ejercicios y estiramientos suaves, pueden ser estrategias útiles para dormir con mareos cervicales. Si los síntomas persisten, es recomendable consultar con un médico o un profesional de la salud para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

 

 

Mejores posturas para dormir con mareos cervicales

La mejor postura para dormir con mareos cervicales puede variar según la persona y la causa subyacente. Sin embargo, en general, se recomienda dormir en una posición que mantenga la columna vertebral recta y el cuello en una postura correcta neutral.

Una buena opción es dormir de lado con una almohada que tenga la altura adecuada para mantener el cuello en una posición neutral. Para hacer esto, la almohada debe ser lo suficientemente gruesa para mantener la cabeza en línea recta con la columna vertebral. También es importante evitar que la almohada sea demasiado alta o baja, ya que esto puede forzar el cuello y empeorar la aparición de mareos.

– Otra opción es dormir boca arriba con una almohada bajo las rodillas y otra almohada debajo de la cabeza. La almohada debajo de la cabeza debe ser lo suficientemente gruesa para mantener el cuello en una posición neutral, y la almohada debajo de las rodillas puede ayudar a reducir la tensión en la espalda baja y mejorar la posición neutra de la columna.

Es importante recordar que cada persona es única y puede requerir diferentes posiciones para dormir que sean más cómodas y efectivas para aliviar los mareos cervicales. Si los mareos cervicales persisten o empeoran, es recomendable consultar con un médico o un profesional de la salud para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

 

 

Dolor cervical almohada alta o baja

El dolor cervical puede ser causado por varias razones, como una mala postura al dormir, una lesión, una enfermedad degenerativa de los discos vertebrales, protusiones discales, entre otras causas. La elección de la altura de la almohada para dormir depende en gran medida de la posición para dormir y de la preferencia personal.

Si se duerme boca arriba, se recomienda una almohada de altura media que proporcione soporte al cuello sin forzarlo hacia arriba. Si se duerme de lado, se recomienda una almohada más alta para que la cabeza quede alineada con la columna vertebral y el cuello no se doble hacia un lado. En ambos casos, es importante que la almohada sea lo suficientemente firme para mantener el soporte adecuado y prevenir el dolor cervical.

Por lo tanto, en términos generales, una almohada demasiado alta o demasiado baja puede contribuir a la tensión muscular en el cuello y empeorar el dolor de cervicales. Es importante encontrar una almohada que proporcione el soporte adecuado y mantenga el cuello en una posición neutral. Si el dolor cervical persiste, es recomendable consultar con un médico o un profesional de la salud para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

    Salud
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    4 comments