Faja ortopédica lumbar – Que es, tipos, como se usa

Faja ortopédica lumbar
31 Views

Una faja ortopédica lumbar es un dispositivo de soporte para la espalda baja diseñado para proporcionar estabilidad y alivio del dolor en esta área del cuerpo. Se ajusta alrededor de la cintura y se ajusta a la medida de la persona que la utiliza para proporcionar un soporte adicional a los músculos de la espalda.

Estas fajas se utilizan comúnmente para tratar lesiones de la espalda baja, como hernias de disco, lumbalgia o lumbago, así como para prevenir lesiones en personas que realizan actividades que requieren un esfuerzo físico constante.

Estas fajas están fabricadas con materiales de alta calidad y cuentan con características especiales para proporcionar soporte, compresión y estabilidad a la zona afectada.

Es importante tener en cuenta que el uso de una faja ortopédica no es una solución permanente para el dolor de espalda, y se deben seguir las recomendaciones de un profesional de la salud para tratar la causa subyacente del dolor.

 

 

¿Cuál es la función de la faja lumbar?

La función principal de una faja lumbar es proporcionar estabilidad y soporte a los músculos y articulaciones de la espalda baja. Puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en esta área, así como ayudar a prevenir lesiones adicionales.

Además, algunas fajas ortopédicas también pueden ayudar a calentar los músculos y mejorar la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en la zona lumbar.

Otras funciones de las fajas lumbares incluyen:

– Mejorar la postura, especialmente para aquellos que pasan mucho tiempo sentados o de pie.

– Reducir la presión sobre los discos intervertebrales y las articulaciones lumbares.

– Proporcionar un soporte adicional para los músculos lumbares durante actividades físicas o deportes.

– Ayudar a prevenir lesiones en personas que realizan actividades que requieren un esfuerzo físico constante.

Es importante destacar que las fajas lumbares no deben ser utilizadas como una solución única para problemas de espalda, sino como una herramienta adicional en un tratamiento médico o fisioterapéutico.

Qué tipo de faja lumbar utilizar

El tipo de faja lumbar que debes utilizar dependerá de tu condición médica y de tus necesidades específicas. Es importante consultar con un médico o fisioterapeuta antes de usar cualquier tipo de faja lumbar para determinar si es adecuada para tu caso en particular y para asegurar que está colocada correctamente.

– Dolores de espalda crónicos o si realizas actividades que requieren levantar objetos pesados, una faja lumbar de soporte o una faja de neopreno lumbar podrían ser adecuadas para ti.

– Lesión o cirugía en la zona lumbar y estás recuperándote, una faja lumbar de compresión o una faja sacrolumbar podrían ser adecuadas para ti.

– Ayuda aliviar el dolor y aumentar la circulación sanguínea, una faja lumbar de termoterapia o una faja lumbar de masaje podrían ser adecuadas para ti.

– En el caso de las mujeres que han dado a luz, las fajas postparto son las más recomendadas para ayudar a recuperarse de las lesiones causadas por el embarazo y el parto.

– Fajas elásticas de bandas son una opción ligera y fácil de usar para actividades deportivas y actividades diarias.

 

Cuándo hay que ponerse faja lumbar

La faja lumbar se recomienda usar cuando se está realizando actividad física o trabajo que implique levantar objetos pesados o movimientos repetitivos, especialmente si se siente dolor en la zona lumbar.

También se recomienda usar una faja lumbar si se ha sufrido una lesión en la zona lumbar y se está recuperando. Sin embargo, es importante consultar con un médico o fisioterapeuta antes de usar una faja lumbar ya que en algunos casos puede empeorar la condición.

Dónde se coloca la faja lumbar

La faja lumbar se coloca en la zona lumbar, es decir, en la parte baja de la espalda, justo debajo de las costillas y encima de los huesos de la cadera. Es importante asegurarse de que la faja esté bien ajustada y no muy apretada, ya que esto puede restringir la respiración o la circulación sanguínea.

También es importante asegurarse de que la faja esté colocada en la posición correcta, cubriendo la zona lumbar, pero no cubriendo los huesos de la cadera.

Como se usa una faja lumbar

Para usar una faja lumbar, siga estos pasos:

– Abra la faja y colóquela alrededor de la cintura con el lado acolchado hacia la espalda.

– Ajuste la faja para que quede cómodamente ajustada a su cintura y para que la parte acolchada se ajuste a la zona lumbar.

– Abroche la faja en su lugar y ajústelo según sea necesario.

– Use la faja durante el tiempo que sea necesario para aliviar el dolor lumbar o para soportar la actividad física.

– Es recomendable usarla de manera intermitente, evitando usarla por periodos prolongados. Si se usa por un tiempo prolongado, los músculos pueden debilitarse y perder su capacidad de soportar la columna vertebral.

– Es recomendable consultar con un médico o fisioterapeuta antes de usar una faja lumbar si tiene una lesión o una condición médica preexistente.

 

 

Tipos de faja lumbar

Existen varios tipos de fajas lumbares en el mercado, cada una con características y usos específicos.

Algunas de las gama de fajas mas comunes son:

Fajas lumbares de soporte

Estas fajas proporcionan soporte adicional a la zona lumbar y ayudan a reducir el dolor. Son ideales para personas que sufren de dolores de espalda crónicos o que realizan actividades que requieren levantar objetos pesados.

 

Fajas lumbares de compresión

Proporcionan compresión en la zona lumbar y ayudan a reducir la inflamación y el dolor. Son ideales para personas que han sufrido una lesión o cirugía en la zona lumbar y están recuperándose.

 

Fajas lumbares de termoterapia

Incluyen una capa de material que retiene el calor, lo que ayuda a aliviar el dolor y aumentar la circulación sanguínea. Son ideales para personas que sufren de dolores de espalda crónicos o que han sufrido una lesión en la zona lumbar.

 

Fajas lumbares de masaje

Incluyen un mecanismo de masaje que ayuda a aliviar el dolor y aumentar la circulación sanguínea. Son ideales para personas que sufren de dolores de espalda crónicos o que han sufrido una lesión en la zona lumbar.

 

Fajas lumbares postparto

Estas fajas son específicas para mujeres después del parto, proporcionan soporte y compresión para ayudar a recuperarse de las lesiones causadas por el embarazo y el parto.

Es importante recordar que siempre se deben consultar con un médico o fisioterapeuta antes de usar una faja lumbar para determinar qué tipo es el más adecuado para cada caso en particular.

 

Faja Sacrolumbar

La faja sacrolumbar es un tipo específico de faja lumbar que se coloca en la zona lumbar y sacra (la parte inferior de la columna vertebral) y se ajusta alrededor del torso.

Esta faja es utilizada para proporcionar soporte y estabilidad a la zona lumbar y sacra, especialmente en personas con dolores de espalda crónicos, lesiones o pinzamiento en la zona lumbar o sacra o que realizan actividades que requieren levantar objetos pesados.

A diferencia de otras fajas lumbares que solo cubren la zona lumbar, la faja sacrolumbar cubre una área más amplia, proporcionando soporte adicional para el sacro y la columna vertebral, ayudando a reducir el dolor y la inflamación en esta área.

 

Faja Dorso lumbar

La faja dorso lumbar es un tipo específico de faja lumbar que se coloca en la zona de la espalda, cubriendo el dorso y la zona lumbar. Esta faja se utiliza para proporcionar soporte y estabilidad a la zona lumbar y dorso, especialmente en personas con dolores de espalda crónicos, lesiones en la zona lumbar o dorso o que realizan actividades que requieren levantar objetos pesados.

A diferencia de otras fajas lumbares que solo cubren la zona lumbar, la faja dorso lumbar cubre una área más amplia, proporcionando soporte adicional para el dorso y la columna vertebral.

 

Fajas de Neopreno

Las fajas de neopreno lumbar son un tipo específico de faja lumbar que están hechas de neopreno, un tipo de caucho sintético. Estas fajas proporcionan soporte y compresión a la zona lumbar, y ayudan a reducir el dolor y la inflamación en esta área.

El neopreno es un material cómodo y transpirable, lo que significa que no se suda en exceso cuando se usa la faja. Además, el neopreno es resistente al agua, lo que significa que la faja se puede usar incluso cuando hace calor o cuando se está sudando.

Estas fajas son ideales para personas que sufren de dolores de espalda crónicos o que han sufrido una lesión en la zona lumbar y están recuperándose, además son muy útiles en personas que realizan actividades deportivas como levantamiento de pesas, natación, gimnasia, entre otros. Sin embargo, es importante consultar con un médico o fisioterapeuta antes de usar una faja de neopreno lumbar para determinar si es adecuada para cada caso en particular y para asegurar que está colocada correctamente.

 

Fajas Elásticas de bandas

Las fajas elásticas de bandas son un tipo específico de faja lumbar que se compone de bandas elásticas que se colocan en la zona lumbar para proporcionar soporte y compresión. Estas bandas elásticas están hechas de materiales como el algodón, el neopreno o el poliéster, y pueden ajustarse a diferentes tamaños y grados de compresión.

Estas fajas son ligeras y fáciles de usar, y se pueden colocar y ajustar fácilmente debajo de la ropa. Son ideales para personas que sufren de dolores de espalda crónicos o que han sufrido una lesión en la zona lumbar y están recuperándose, además son muy útiles en personas que realizan actividades deportivas como levantamiento de pesas, natación, gimnasia, entre otros. Sin embargo, es importante consultar con un médico o fisioterapeuta antes de usar una faja elástica de bandas para determinar si es adecuada para cada caso en particular y para asegurar que está colocada correctamente.

 

 

Condiciones medicas que necesitan usar una faja lumbar

Existen varias condiciones médicas que pueden requerir el uso de una faja lumbar:

– Dolor de espalda crónico: las fajas lumbares de soporte pueden ayudar a aliviar el dolor y proporcionar soporte adicional a la zona lumbar.

– Lesiones de la zona lumbar: las fajas lumbares de compresión pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor en la zona lumbar, y proporcionar soporte adicional durante la recuperación.

– Escoliosis: Ayuda a corregir la curvatura anormal de la columna vertebral y proporcionar soporte adicional a la zona lumbar.

– Hernias de disco: Puede ayudar a reducir la presión en la zona lumbar y proporcionar soporte adicional para ayudar en la recuperación.

– Artritis: Puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor en la zona lumbar y proporcionar soporte adicional para ayudar en la movilidad.

– Embarazo: durante el embarazo, una faja postparto puede ayudar a aliviar la presión en la zona lumbar y proporcionar soporte adicional para la espalda.

– Deportes y actividades físicas: una faja deportiva lumbar puede ayudar a prevenir lesiones y proporcionar soporte adicional durante practicas deportivas.

 

    Fisioterapia Tratamientos
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    No comments