Tendinosis de rodilla – Que es, síntomas, tratamiento

Tendinosis de rodilla
45 Views

La tendinosis de rodilla es una afección que se produce cuando el tendón de la rodilla se degenera debido a un uso excesivo o repetitivo, o una tendinitis crónica lo que puede provocar dolor e inflamación. A diferencia de la tendinitis, que es una inflamación aguda del tendón, se produce la tendinosis cuando el tejido del tendón se daña y no se repara correctamente, lo que puede llevar a una disminución de la capacidad del tendón para soportar cargas.

La tendinosis de rodilla puede afectar varios tendones en la rodilla, incluyendo el tendón rotuliano, el tendón cuadricipital y el tendón poplíteo. Los síntomas pueden incluir dolor en la parte frontal de la rodilla, rigidez, hinchazón y debilidad en la rodilla afectada. Se diagnostica a través de una evaluación física, radiografías y otras pruebas de diagnóstico por imágenes, como resonancia magnética.

El tratamiento puede incluir reposo, fisioterapia, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, medicamentos para el dolor y la inflamación, y en casos graves, cirugía. Es importante buscar atención médica si experimenta dolor o inflamación persistente en la rodilla, ya que la tendinosis no tratada puede empeorar y provocar una lesión mayor.

 

 

Tendinosis de rodilla mas comunes

La tendinosis es una afección común en la rodilla y puede afectar a diferentes tendones que se encuentran en esta zona. Algunos de los tipos más comunes son:

Tendinosis del tendón rotuliano que afecta al tendón que conecta la rótula con la tibia. Es común en corredores y otros atletas que realizan actividades que requieren movimientos repetitivos de la rodilla.

Tendón cuadricipital se encuentra en la parte frontal del muslo y ayuda a extender la rodilla. Puede causar dolor en la parte superior de la rodilla y puede dificultar el levantamiento de la pierna.

Pata de ganso estos tendones se encuentran en la parte interna de la rodilla y ayudan a flexionar y rotar la pierna. La tendinitis de la pata de ganso puede causar dolor en la parte interna de la rodilla y puede ser especialmente dolorosa al subir escaleras.

Tendón poplíteo este tendón se encuentra en la parte posterior de la rodilla y ayuda a flexionar la rodilla. Puede causar dolor en la parte posterior de la rodilla y puede dificultar la flexión de la pierna.

 

 

Tendinosis del tendón rotuliano

La tendinosis del tendón rotuliano es la mas común que afecta al tendón que conecta la rótula con la tuberosidad tibial. Esta afección se caracteriza por cambios degenerativos en las fibras del tendón, lo que puede provocar dolor e inflamación en la zona afectada.

Los síntomas comunes de la tendinosis del tendón rotuliano incluyen dolor en la parte frontal de la rodilla, especialmente al subir escaleras o al realizar actividades que involucren la flexión de la rodilla, como correr o saltar. La zona afectada puede sentirse dolorida y sensible al tacto, y en algunos casos, puede haber hinchazón.

 

Síntomas de la tendinosis de rodilla

Estos síntomas también pueden ser indicativos de otras afecciones de la rodilla, por lo que es importante buscar atención médica si se experimenta alguno de estos síntomas. Un médico puede realizar un examen físico, tomar radiografías u otras pruebas de diagnóstico por imágenes para determinar si se trata de tendinosis de rodilla u otra afección.

Los síntomas pueden variar según el tendón afectado, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen:

– Dolor en la rodilla: Es dolor agudo o sordo y se puede sentir en la parte delantera, lateral o posterior de la rodilla.

– Hinchazón por lo que la rodilla afectada puede estar hinchada y sensible al tacto.

– Rigidez, puede sentirse rígida o difícil de mover.

– La fuerza en la rodilla puede disminuir, lo que puede dificultar actividades como caminar, subir escaleras o correr.

– Puede haber chasquidos o crujidos en la rodilla al moverla.

 

 

 

Causas de la tendinosis de rodilla

La tendinosis de rodilla puede ser causada por una variedad de factores, pero en general se debe a una degeneración del tejido del tendón debido al uso excesivo o al envejecimiento. Es importante tener en cuenta que puede afectar a personas de todas las edades y niveles de actividad, por lo que es importante tomar medidas para prevenir la afección, como mantener una buena forma física, usar calzado adecuado y estirar adecuadamente antes del ejercicio.

Algunas de las causas más comunes incluyen:

– Un uso excesivo de la rodilla, especialmente en actividades que implican movimientos repetitivos, como correr, saltar o caminar largas distancias, puede desgastar el tejido del tendón.

– Lesiones anteriores en la rodilla, como una lesión del ligamento cruzado anterior o una lesión del menisco, pueden aumentar el riesgo de desarrollar tendinosis de rodilla.

– Envejecimiento del tejido del tendón pierde su capacidad de regenerarse y repararse, lo que aumenta el riesgo de desarrollar tendinosis.

– Cambios en la biomecánica de la rodilla que es la forma en que la rodilla se mueve o soporta peso pueden aumentar el estrés en el tejido del tendón rotuliano.

– Factores genéticos que influyen en la estructura y resistencia de sus tendones.

 

 

 

Tratamiento de la tendinosis de rodilla

Es importante trabajar con un médico o un fisioterapeuta para desarrollar un plan de tratamiento que sea adecuado para la afección específica de cada paciente. Además, es fundamental prevenir tomando medidas para evitar el sobreesfuerzo de la rodilla y manteniendo una buena forma física.

El tratamiento inicial dependerá de la gravedad de la afección, pero puede incluir una combinación de los siguientes métodos:

– Reposo ya que el descanso de la rodilla es importante para permitir que el tejido del tendón se recupere y reducir la inflamación.

– Fisioterapia porque los ejercicios pueden ayudar a fortalecer los músculos alrededor de la rodilla y mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento.

– Modificaciones en la actividad que causan dolor o estrés en el tendón puede ayudar a reducir la carga y la presión en la rodilla.

– Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno o el naproxeno, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación en la rodilla.

– Terapia con ondas de choque que utiliza ondas de sonido de alta energía para estimular la curación y el crecimiento del tejido del tendón.

– Terapia con EPI o EPTE: la Electrólisis Percutánea Intratisular puede ayudar a acortar el tiempo de rehabilitación,.se utiliza una corriente galvánica en el tendón para sustituir el tejido necrosado por nuevo tejido.

– Inyecciones de corticosteroides pueden reducir la inflamación en la rodilla y aliviar el dolor.

– Tratamiento quirúrgico en casos graves, para reparar o eliminar el tejido dañado del tendón.

 

 

 

Fisioterapia para la tendinosis rotuliana

El objetivo de la fisioterapia para la tendinitis rotuliana es reducir la inflamación, aliviar el dolor y restaurar la función normal de la rodilla. Los siguientes son algunos ejemplos de tratamiento conservador de fisioterapia que se pueden utilizar:

– Estiramientos suaves que pueden ayudar a relajar los músculos y tendones que rodean la rodilla y reducir la tensión en el tendón afectado.

– Ejercicios de fuerza de la musculatura de la pierna, como los cuádriceps y los glúteos, pueden ayudar a mejorar la estabilidad de la rodilla, evitar el exceso de tensión repetitiva y reducir la carga en el tendón.

– Técnicas de terapia manual de masaje y movilización articular para reducir la inflamación, aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la flexibilidad.

– Electroterapia y la terapia con ondas de choque, se puede usar para aliviar el dolor, reducir la inflamación y promover la curación del tendón.

– Educación sobre la postura y la técnica de movimiento para corregir su postura y técnica de movimiento para reducir la carga en la rodilla y prevenir la recurrencia de la tendinitis rotuliana.

– Aplicación de vendajes de cinta kinesiológica que pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación en la rodilla, y proporcionar soporte adicional al tendón afectado.

Es importante trabajar con un fisioterapeuta para diseñar un plan de tratamiento individualizado y asegurarse de que el paciente esté siguiendo las recomendaciones adecuadas para permitir una recuperación segura y efectiva. Además, seguir una buena postura y técnica de movimiento, así como el uso de calzado adecuado, pueden ayudar a prevenir la tendinitis rotuliana y otras lesiones en la rodilla.

 

 

Cuanto dura la tendinosis de rodilla

La duración puede variar según la gravedad de la lesión y la eficacia del tratamiento. En general, puede tardar varias semanas o incluso meses para que la tendinosis se cure completamente.

Es importante tener en cuenta que el proceso de curación puede ser lento y que el tiempo de recuperación puede variar según la persona. Además puede reaparecer si se reanuda la actividad física demasiado pronto o si no se sigue un plan de tratamiento adecuado.

Es recomendable consultar a un médico o fisioterapeuta para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento individualizado. Ellos pueden brindar más información sobre la duración esperada de la recuperación en función de la gravedad de la lesión y los métodos de tratamiento específicos.

 

¿Es bueno andar con tendinosis de rodilla?

Dependiendo de la gravedad caminar puede ser beneficioso o no recomendado para el tratamiento de esta lesión. En casos leves o moderados, caminar puede ayudar a mantener la movilidad y la fuerza de la pierna afectada, siempre y cuando se realice con precaución y se evite cualquier actividad que cause dolor.

En casos más graves, caminar puede empeorar la lesión y prolongar el tiempo de recuperación. Por lo tanto, es importante que se consulte para determinar si caminar es apropiado en cada caso individual y para recibir recomendaciones específicas sobre la cantidad de tiempo y la intensidad de la actividad que se deben realizar.

Es importante recordar que la tendinosis de rodilla es una lesión que puede ser lenta en sanar, por lo que es importante seguir las recomendaciones del profesional de la salud, evitar cualquier actividad que cause dolor o malestar y evitar utilizar un calzado inadecuado. En general, una combinación de terapia física, descanso, y otros tratamientos como hielo, calor y medicamentos, pueden ayudar en la recuperación.

 

 

Ejercicios para la tendinosis de rodilla

Es importante que cualquier plan de ejercicios se adapte a la gravedad y las necesidades individuales de la lesión, por lo que es recomendable trabajar con un fisioterapeuta para desarrollar un programa de ejercicios adecuado. Estos ejercicios suaves pueden ayudar a aliviar la tensión en el tendón de la rodilla y mejorar la estabilidad y la fuerza de la pierna afectada dentro de la práctica del deporte.

A continuación se presentan algunos ejercicios que se pueden incluir en un programa de rehabilitación:

– Estiramientos de músculos del cuádriceps

De pie coloca una mano en una pared o un objeto sólido para equilibrarte. Dobla la pierna afectada y agárrala por el tobillo. Tira suavemente del tobillo hacia tu glúteo hasta sentir un estiramiento en el frente del muslo. Mantén la posición durante 30 segundos y repite tres veces.

 

– Estiramiento de músculos isquiotibiales

Acuéstate en el suelo con la pierna afectada extendida. Sostén la parte posterior del muslo con ambas manos y levanta la pierna hasta que sientas un estiramiento en la parte posterior del muslo. Mantén la posición durante 30 segundos y repite tres veces.

 

– Elevaciones de pierna recta

Siéntate en una silla y estira la pierna afectada frente a ti. Levanta la pierna a la altura de la cadera y mantenla en esa posición durante unos segundos antes de bajarla lentamente. Realiza tres series de 10 repeticiones.

 

– Ejercicio de equilibrio

Parado sobre una pierna, mantén el equilibrio durante 30 segundos. Luego cambia de pierna. Si este ejercicio es demasiado difícil, puedes hacerlo apoyándote en una pared o en un objeto sólido para mantener el equilibrio.

 

– Fortalecimiento de los músculos de la cadera

Siéntate en una silla con la pierna afectada extendida frente a ti. Coloca una banda elástica alrededor de tus tobillos y separa las piernas. Mantén los pies en línea recta y apretando los glúteos, levanta la pierna afectada hacia el lado y vuelve a bajarla lentamente. Realiza tres series de 10 repeticiones.

 

 

 

Ejercicios excéntricos para la tendinosis de rodilla

Los ejercicios excéntricos son un tipo de ejercicio que involucra la contracción de un músculo mientras se está alargando, en un movimiento de extensión. Es importante trabajar con un fisioterapeuta o un entrenador experimentado para asegurarse de que está realizando estos ejercicios correctamente y evitar lesiones adicionales. Además, es importante comenzar con una intensidad baja y aumentar gradualmente la carga, la cantidad de repeticiones a medida que su fuerza y tolerancia mejoren para no tener dolor de rodilla.

Estos ejercicios son beneficiosos para el tratamiento ya que pueden ayudar a fortalecer el debilitamiento del tendón y reducir el dolor. A continuación, se presentan algunos ejercicios excéntricos que pueden ser útiles:

 

Sentadillas excéntricas

Para hacer este ejercicio, comience con los pies separados a la anchura de las caderas y baje lentamente hacia una sentadilla. A medida que baje, asegúrese de mantener los talones en el suelo y los dedos de los pies apuntando ligeramente hacia afuera. Levántese de nuevo a una posición de pie y repita el movimiento lentamente durante 2-3 series de 10-15 repeticiones.

 

Flexiones excéntricas de la rodilla

Para hacer este ejercicio, coloque una banda elástica alrededor de un objeto sólido y luego enganche la banda en el pie afectado. Siéntese en el suelo con la pierna extendida y la banda tensa, luego baje lentamente la pierna hacia el suelo mientras se concentra en el movimiento excéntrico. Levante la pierna de nuevo a la posición inicial y repita el movimiento lentamente durante 2-3 series de 10-15 repeticiones.

 

Puente de una sola pierna

Para hacer este ejercicio, acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Levante una pierna y mantenga la otra pierna en el suelo, luego levante la cadera hasta que su cuerpo forme una línea recta desde los hombros hasta la rodilla elevada. Baje lentamente la cadera hacia el suelo mientras se concentra en el movimiento excéntrico y repita el movimiento lentamente durante 2-3 series de 10-15 repeticiones.

 

 

Tendinosis de rodilla y deporte

Si tiene tendinosis es importante tomar ciertas precauciones al practicar deportes o realizar entrenamientos. El sobreuso y la tensión repetitiva son causas comunes por lo que es esencial prestar atención a las señales de advertencia de dolor y evitar actividades que puedan producir la inflamación del tendón. Algunos consejos para prevenir la lesión durante el deporte son los siguientes:

– Realice un calentamiento adecuado antes de hacer ejercicio para ayudar a preparar sus músculos y tendones para la actividad física.

– Realice estiramientos suaves después de hacer ejercicio para ayudar a prevenir la rigidez y la tensión muscular.

– Evite sobrecargar el tendón y la articulación de la rodilla. Trabaje gradualmente hacia el aumento de la intensidad y la duración de la práctica deportiva teniendo cuidado en los saltos frecuentes y las carreras.

– Fortalecer los músculos que rodean la rodilla puede ayudar a reducir la tensión en el tendón y prevenir la reaparición de la tendinosis. Trabaje con un fisioterapeuta o entrenador experimentado para desarrollar un programa de fortalecimiento adecuado para su situación.

– Si experimenta dolor en la rodilla, es importante tomar descansos adecuados entre las actividades deportivas de ejercicio intenso para permitir que el tendón se recupere.

– Considere el uso de soportes para las rodillas, férulas o vendajes si ayuda a reducir la tensión en el tendón.

En general, es importante escuchar a su cuerpo y prestar atención a las señales de advertencia de dolor y tensión. Si experimenta dolor persistente evite actividades que puedan empeorar la afección.

 

Bibliografía

  1. «Tendinopathy: From Basic Science to Treatment» – Peter Malliaras, Jill Cook, Karim Khan. Springer, 2015.
  2. «Clinical Sports Medicine» – Peter Brukner, Karim Khan. McGraw-Hill Education, 2017.
  3. «Muscle and Tendon Injuries: Evaluation and Management» – Gian Nicola Bisciotti, Piero Volpi, et al. Springer, 2017.
  4. UpToDate – Patellar Tendinopathy (Jumper’s Knee): UpToDate es una fuente médica en línea que proporciona información clínica basada en evidencia. Puedes acceder a su artículo sobre la tendinosis de la rodilla aquí: UpToDate – Patellar Tendinopathy
  5. PubMed: Puedes utilizar PubMed para buscar estudios y artículos específicos sobre la tendinosis de rodilla. PubMed
  6. Physio-Pedia – Patellar Tendinopathy: Physio-Pedia es una plataforma colaborativa que proporciona información sobre fisioterapia. Puedes encontrar recursos sobre la tendinosis de rodilla aquí: Physio-Pedia – Patellar Tendinopathy
    Fisioterapia
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    5 comments