Tendinitis del supraespinoso – Que es, síntomas, tratamiento

Tendinitis del supraespinoso
396 Views

La tendinitis del supraespinoso o tendinopatia del supraespinoso es una lesión en el hombro que se produce dolor por la inflamación del tendón supraespinoso, el cual es responsable de levantar el brazo hacia arriba y hacia el lado.

Los síntomas pueden incluir dolor de hombro, debilidad, dificultad para levantar el brazo y una sensación de crujido o chasquido en el hombro.

El tratamiento de la tendinitis del supraespinoso puede incluir reposo, fisioterapia, medicamentos para el dolor y la inflamación, y en casos graves, cirugía. Es importante seguir las recomendaciones de un especialista en lesiones de hombro para recuperarse adecuadamente y evitar complicaciones a largo plazo. En nuestra clínica de fisioterapia estamos acostumbrados a ver este tipo de lesiones porque son muy comunes.

 

Tendinitis calcificada del supraespinoso

Si tiene una calcificación del supraespinoso es una afección en la que se forman depósitos de calcio dentro del tendón del músculo supraespinoso, lo que puede causar dolor, limitación del movimiento del hombro por el menor espacio subacromial. Esta afección es más común en personas mayores de 30 años y puede estar relacionada con lesiones, sobrecarga por movimiento repetitivo del hombro, envejecimiento y otros factores.

El tratamiento para la tendinitis calcificada del supraespinoso puede incluir fisioterapia, medicamentos antiinflamatorios, terapia de ondas de choque, inyecciones de corticosteroides y, en casos graves, cirugía. La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y mejorar la fuerza y ​​el rango de movimiento del hombro mediante ejercicios de fortalecimiento y estiramientos específicos.

En algunos casos puede resolverse espontáneamente sin necesidad de tratamiento activo. Si experimentas dolor persistente en el hombro, es importante consultar a un médico o fisioterapeuta para  recibir un tratamiento adecuado.

 

 

Función del musculo supraespinoso

El músculo supraespinoso es un músculo ubicado en la parte superior de la espalda, específicamente en la escápula. Su función principal es ayudar a estabilizar y mover el hombro. Trabaja en conjunto con otros músculos del hombro para permitir movimientos como la abducción del brazo, que es cuando se levanta el brazo hacia el lado del cuerpo.

El músculo supraespinoso también es parte del manguito rotador del hombro, un grupo de músculos y tendones que rodean y estabilizan la articulación del hombro. Este grupo es muy importante en la protección y estabilización de la articulación del hombro, permitiendo que los movimientos del brazo sean precisos y sin dolor.

Cuando el músculo está lesionado, puede afectar la capacidad del hombro para realizar movimientos de elevación y abducción del brazo, lo que puede causar dolor y debilidad en el hombro.

 

 

Como es el dolor del supraespinoso

El dolor del músculo supraespinoso generalmente se siente en la parte superior y frontal del hombro, y puede extenderse hacia la parte superior del brazo. El dolor puede ser sordo, agudo o punzante y puede empeorar con el movimiento del brazo. En algunos casos, el dolor nocturno puede ser más intenso por lo que puede interferir con el sueño.

Además del dolor, es posible que sientas debilidad en el hombro afectado, así como dificultad para mover el brazo en ciertas direcciones. Si experimentas dolor persistente en el hombro, es importante consultar a un médico o fisioterapeuta para determinar la causa subyacente del dolor y recibir un tratamiento adecuado.

El arco doloroso del supraespinoso se encuentra en la parte superior del hombro y se extiende desde la posición inicial del brazo al costado del cuerpo hasta la posición en la que el brazo está levantado lateralmente a unos 90 grados de abducción. En este rango de movimiento, el músculo es responsable de estabilizar y mover el brazo y por lo tanto, puede estar más propenso a sufrir lesiones o inflamación.

Síntomas de la tendinitis del supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso puede causar una variedad de síntomas en el hombro doloroso incluyendo:

– Dolor en el hombro que puede ser constante o intermitente y puede empeorar con la actividad física que involucre levantar el brazo o mover el hombro.

– Debilidad en el brazo especialmente en actividades que implican levantar el brazo.

– Dificultad para levantar el brazo en todo el  rango de movimiento especialmente por encima de la cabeza.

– Sensación de crujido o chasquido en el hombro al moverlo o levantar el brazo.

– Inflamación y sensibilidad en el área del hombro afectado.

Es importante destacar que estos síntomas pueden ser similares a los de otras lesiones de hombro, por lo que se recomienda buscar atención médica para obtener un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado.

 

 

Causas de la tendinitis del supraespinoso

La tendinitis del supraespinoso puede tener varias causas, entre ellas:

– Movimientos repetitivos al realizar actividades físicas que involucran levantar el brazo por encima de la cabeza de forma repetitiva y sin descanso puede poner tensión en el tendón del supraespinoso y causar inflamación.

– Lesiones agudas como una caída o un accidente, puede dañar el tendón del supraespinoso y causar inflamación.

– El envejecimiento puede debilitar los tendones y aumentar el riesgo de lesiones como una tendinosis.

– Anomalías óseas en la estructura del hombro pueden aumentar la fricción en el tendón del supraespinoso y causar inflamación.

– Postura inadecuada al levantar objetos pesados o al realizar actividades físicas puede aumentar el riesgo de lesiones en el hombro.

Es importante destacar que la tendinitis del supraespinoso puede ser causada por una combinación de factores y que el diagnóstico preciso de la causa subyacente puede ser importante para el tratamiento adecuado de la lesión.

 

 

Tratamiento de la tendinitis del supraespinoso

El tratamiento de la tendinitis del supraespinoso puede variar según la gravedad de la lesión, pero puede incluir:

– Reposo para evitar actividades que causen dolor o que involucren el hombro afectado puede ayudar a reducir la inflamación y permitir la curación.

– Fisioterapia que puede ayudar a fortalecer los músculos alrededor del hombro y mejorar la flexibilidad. También se pueden usar técnicas como la terapia de masaje y la terapia con hielo y calor para reducir la inflamación.

– Tratamiento farmacológico con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos para reducir la inflamación y el dolor. En algunos casos, se pueden administrar inyecciones de corticosteroides para reducir la inflamación.

– Cirugía en casos graves en los que el tratamiento conservador no es efectivo, puede ser necesaria la cirugía para reparar el tendón dañado o para eliminar la inflamación en el área.

Es importante seguir las recomendaciones en lesiones de hombro para obtener un tratamiento adecuado y evitar complicaciones a largo plazo, como una lesión crónica o una rotura del tendón.

 

 

Fisioterapia para la tendinitis del supraespinoso

La fisioterapia puede ser una parte importante del tratamiento de la tendinitis del supraespinoso y puede ayudar a aliviar los síntomas y prevenir la recurrencia de la lesión. Algunas técnicas que pueden ser utilizadas en la fisioterapia para la tendinitis del supraespinoso incluyen:

– Ejercicio terapéutico de fortalecimiento específicos pueden ayudar a fortalecer los músculos que soportan la cabeza del humero y reducir la tensión en el tendón del supraespinoso.

. Los ejercicios de estiramiento pueden ayudar a mejorar la flexibilidad y reducir la tensión en los músculos y tendones del hombro.

-Terapia manual como la terapia de masaje, la manipulación de tejidos blandos o la punción seca puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor.

– Ultrasonidos y radiofrecuencia que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para estimular la curación y reducir la inflamación.

– Terapia con calor y frío que puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor en el área afectada.

Es importante seguir las recomendaciones del fisioterapeuta y realizar los ejercicios y terapias con regularidad para obtener los mejores resultados en la recuperación de la tendinitis del supraespinoso.

 

 

¿Cuánto dura una lesión en el supraespinoso?

La duración de una lesión en el supraespinoso puede variar dependiendo de la gravedad de la lesión, el tratamiento recibido y la adherencia del paciente al tratamiento. En general, una tendinitis del supraespinoso leve puede curarse en unas pocas semanas con tratamiento adecuado y reposo.

Sin embargo, las lesiones más graves, como una rotura parcial o completa del tendón del supraespinoso, pueden requerir un tratamiento más intensivo y prolongado, y el proceso de curación puede llevar varias semanas o incluso meses.

Es importante seguir las recomendaciones del médico especialista en lesiones de hombro y del fisioterapeuta, realizar los ejercicios y terapias recomendados, y descansar adecuadamente para permitir que el cuerpo se recupere. Si la lesión no se trata adecuadamente o si se reanudan actividades que causan tensión en el tendón del supraespinoso demasiado pronto, la lesión puede convertirse en crónica y durar aún más tiempo.

 

Rotura parcial del tendón supraespinoso

El tendón tarda entre seis y ocho semanas en unirse al hueso. El tiempo de recuperación completa varía según el tamaño del desgarro. Para un desgarro pequeño, el tiempo de recuperación completa es de unos cuatro meses; para desgarros grandes, de seis meses. En el caso de desgarros masivos graves en resonancia magnética, la recuperación completa puede durar entre 6 y 12 meses.

Respecto al tiempo de baja por una ruptura parcial del tendón del supraespinoso los pacientes pueden reanudar la mayoría de sus actividades de la vida diaria a las 12 semanas de la intervención, pero la práctica de deportes intensos puede verse limitada entre cuatro y seis meses. El objetivo es conseguir una amplitud de movimiento y una fuerza totales.

Por lo general, el paciente lleva un brazo en cabestrillo durante las dos o tres primeras semanas y comienza la fisioterapia una semana después de la intervención. El programa de fisioterapia suele durar de tres a cuatro meses. Los ejercicios de fortalecimiento comienzan después del periodo de cicatrización de 6 a 10 semanas.

 

 

 

Como estirar el musculo supraespinoso

Es importante recordar que cada persona es diferente y que algunos estiramientos pueden no ser adecuados para todos. Si experimentas dolor durante un estiramiento, detente y consulta con un fisioterapeuta o médico especialista en lesiones de hombro para determinar la causa del dolor y recibir recomendaciones específicas para tu caso:

Estiramiento de pared

Para realizar este estiramiento, comienza de pie frente a una pared. Coloca la mano derecha en la pared a la altura del hombro y gira el cuerpo hacia la izquierda, manteniendo la mano derecha en la pared. Deberías sentir un estiramiento en el hombro derecho. Mantén la posición durante 15-30 segundos y repite del otro lado.

 

Estiramiento de la esquina

Para este estiramiento, párate en una esquina con los pies juntos. Coloca los antebrazos en las paredes a ambos lados de la esquina, con los codos a la altura de los hombros. Lentamente, avanza un pie hacia adelante y gira el cuerpo hacia ese lado, manteniendo los codos apoyados en las paredes. Deberías sentir un estiramiento en la parte superior de la espalda y los hombros. Mantén la posición durante 15-30 segundos y repite del otro lado.

 

Estiramiento de codo detrás de la espalda

Para realizar este estiramiento, comienza de pie y levanta el brazo derecho hacia el techo. Luego, dobla el codo derecho y llévalo detrás de la cabeza, tratando de tocar la espalda con la mano. Con la mano izquierda, agarra el codo derecho y tira hacia la izquierda, sintiendo un estiramiento en el hombro derecho. Mantén la posición durante 15-30 segundos y repite del otro lado.

 

Ejercicios para el supraespinoso

Es importante consultar a un fisioterapeuta o entrenador personal antes de comenzar cualquier programa de ejercicios para asegurarse de que los ejercicios sean seguros y efectivos para ti. Además, es importante evitar el exceso de entrenamiento o el uso de pesos demasiado pesados que puedan dañar el músculo. Te proponemos ejercicios que pueden ayudar a fortalecer el músculo supraespinoso:

 

Elevaciones laterales con mancuernas

Sostén una mancuerna en cada mano con los brazos a los lados y levanta los brazos hacia los lados hasta que estén paralelos al suelo. Mantén la posición por un segundo y luego baja lentamente los brazos. Repite de 8 a 12 repeticiones.

 

Abducción de hombro con banda elástica

Sujeta una banda elástica a una puerta o poste a la altura del hombro. Agarra la banda y estira el brazo hacia un lado, alejándolo del cuerpo. Mantén la posición por un segundo y luego baja lentamente el brazo. Haz de 8 a 12 repeticiones.

 

Elevaciones frontales con mancuernas

Sostén una mancuerna en cada mano con los brazos estirados frente a ti. Levanta los brazos hacia arriba hasta que estén paralelos al suelo. Mantén la posición por un segundo y luego baja lentamente los brazos. Haz de 8 a 12 repeticiones.

 

Rotaciones externas con banda elástica

Sujeta una banda elástica a una puerta o poste a la altura del codo. Sujeta el otro extremo de la banda elástica y gira el brazo hacia afuera, alejando el antebrazo del cuerpo. Mantén la posición por un segundo y luego baja lentamente el brazo. Haz de 8 a 12 repeticiones.

 

Isométricos con peso ligero

Sostén una mancuerna en cada mano con los brazos a los lados y realiza una elevación del brazo hacia los lados hasta que estén paralelos al suelo. Mantén la posición durante 30 segundos a 1 minuto, luego baja lentamente los brazos. Haz de 3 a 5 repeticiones.

 

Bibliografía

  1. Ludewig PM, Reynolds JF. The association of scapular kinematics and glenohumeral joint pathologies. J Orthop Sports Phys Ther. 2009;39(2):90-104. doi:10.2519/jospt.2009.2808 https://www.researchgate.net/publication/316422943_The_association_of_scapular_kinematics_and_glenohumeral_joint_pathologies
  2. Kuhn JE. Exercise in the treatment of rotator cuff impingement: a systematic review and a synthesized evidence-based rehabilitation protocol. J Shoulder Elbow Surg. 2009;18(1):138-160. doi:10.1016/j.jse.2008.06.004 https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/18835532/
  3. American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS): El sitio web de AAOS ofrece información sobre la tendinitis del supraespinoso, sus causas, síntomas y opciones de tratamiento. Puedes visitar su sección de «Patient Education» (Educación para el paciente) en su sitio web oficial: https://orthoinfo.aaos.org/
  4. Mayo Clinic: Mayo Clinic proporciona información detallada sobre la tendinitis del supraespinoso, incluyendo los factores de riesgo, los síntomas y los enfoques de tratamiento. Puedes acceder a su página específica sobre tendinitis del hombro aquí: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/rotator-cuff-injury/symptoms-causes/syc-20350225
  5. MedlinePlus: MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., ofrece una visión general de la tendinitis del supraespinoso, sus síntomas, diagnóstico y tratamiento. Puedes consultar su página sobre la tendinitis del hombro aquí: https://medlineplus.gov/spanish/rotatorcuffinjury.html

 

    Fisioterapia Tratamientos
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    6 comments