Sobrecarga muscular – Que es, síntomas, tratamiento

Sobrecarga muscular
169 Views

Una sobrecarga muscular es la contracción involuntaria y continua de las fibras musculares que provoca una contracción constante de las fibras musculares. Generalmente se produce por exceso de ejercicio o por no tener la técnica suficiente que produce el una sobrecarga en el músculo.

Esta lesión es especialmente común en deportistas que tienen un riesgo alto de sufrir una sobrecarga muscular. Es común también en personas que realizar movimientos repetitivos, en gente que trabaja en una fabrica o si estas sentado 8 horas delante del ordenador. Cuando estas actividades se realizan de manera continua, sin descanso y sin hacer los debidos estiramientos, aumenta el riesgo de tener una sobrecarga muscular.

Al tocar el músculo se nota duro y se siente dolor. Los músculos no mantienen naturalmente su rango de movimiento por sí mismos y cambian su longitud de reposo funcional para adaptarse a la longitud en la que se utilizan habitualmente. El acortamiento físico de la longitud del músculo, y suele ir acompañada del acortamiento físico de otros tejidos como la fascia, los nervios o la piel.

 

Síntomas de sobrecarga muscular

Los síntomas de una sobrecarga muscular suelen ser, en primer lugar sentir un dolor bastante fuerte y localizado en la zona afectada. Los síntomas varían según la intensidad de la lesión.

Otro síntoma que indica una sobrecarga, es el hecho de notar una gran pesadez y falta de velocidad cuando se realizan determinados movimientos.

En cuanto a lo que se puede percibir de forma externa, en el músculo se puede apreciar un aumento de tono con solo palpar la zona y, además, el músculo suele estar más tenso de lo normal.

– Dolor muscular inusual después de un entrenamiento, que persiste con el entrenamiento continuado

– Incapacidad para entrenar o competir a un nivel previamente manejable

– Músculos de las piernas «pesados», incluso a intensidades de ejercicio más bajas

– Retraso en la recuperación del entrenamiento

– Disminución del rendimiento

 

Además puede notar:

– Dolor

– Hinchazón

– Moratones

– Dificultad para doblar la articulación

– Espasmos musculares

 

Causas de la sobrecarga muscular

Dentro de las causas de la sobrecarga muscular las personas que experimentan dolores musculares pueden señalar fácilmente la causa ya que la mayoría de los casos son consecuencia de un exceso de estrés, tensión o actividad física. Algunas causas comunes son:

– Tensión muscular excesiva en una o varias zonas del cuerpo

– Entrenamiento excesivo del músculo durante la actividad

– Lesión del músculo al realizar un trabajo o ejercicio físico exigente

– No calentar antes del ejercicio

 

Es normal que te duelan los músculos después de hacer ejercicio, practicar deporte o incluso hacer las tareas domésticas, sobre todo si:

– Has hecho algo a lo que no estás acostumbrado, como correr mas cuando normalmente sólo corres poca distancia. Estos cambios en tu rutina de ejercicios pueden provocar pequeñas lesiones en tus fibras musculares y tejido conectivo. Aproximadamente un día después, empezarás a sentirte dolorido.

– Has aumentado repentinamente la intensidad del ejercicio o la duración del mismo.

– Hiciste ejercicios inusuales que alargan en lugar de acortar el músculo, como caminar cuesta abajo o montar en bicicleta.

 

 

Como aliviar la sobrecarga muscular

Para aliviar una sobrecarga muscular puede utilizar calor o hielo. El hielo envuelto en un paño durante 10 minutos es lo mejor para el alivio inmediato, aplicar hielo en la zona dolorida justo después de la actividad para reducir el dolor.

Después, si no hay inflamación, utiliza el calor para aumentar el flujo sanguíneo en la zona. El calor también puede ayudar a aliviar el dolor articular. Utilícelo 10 minutos en reposo.

Si te duele mas de un par de días puedes tomar paracetamol o un antiinflamatorio como el ibuprofeno para aliviar las molestias durante 2 o 3 días. Si su uso a largo plazo puede interferir con la capacidad del músculo para repararse.

 

Reposo

Las primeras 24 a 48 horas después de la sobrecarga es un período importante. Descanse todo lo posible y evite cualquier actividad que le cause dolor.

 

Estirar

Se recomienda estirar los músculos sin dolor para mejorar el dolor. También es mejor hacer un buen calentamiento antes de hacer ejercicio. Estira después, cuando los músculos ya estén calientes.

Para tratar el dolor después de una sobrecarga muscular, se aconseja hacer pequeños estiramientos de la zona afectada, así como una serie de masajes suaves que mantengan la zona activa por aplicando calor.

 

Haga ejercicio de manera gradual

Empiece con un ejercicio más ligero y vaya aumentando gradualmente. Cuando te duele puedes sentir la tentación de quedarte en casa.

A veces, para calmar la sobrecarga hace falta algo más que una bolsa de hielo o un analgésico. Si el dolor muscular aparece rápidamente y es intenso es un signo de que te has lesionado. Acude al fisioterapeuta o al médico si el dolor es intenso o dura más de unos días.

 

 

Tratamiento de la sobrecarga muscular

Una sobrecarga muscular puede terminar siendo una lesión si no recibe el tratamiento adecuado. Cuando ocurre es importante acudir a tu fisioterapeuta de confianza, ya que solo un especialista puede determinar los pasos para recibir el tratamiento correcto.

La terapia manual puede ser útil para el tratamiento de los músculos y las articulaciones que carecen de la movilidad adecuada en determinados problemas musculares. Esta limitación puede causar molestias, dolor y una alteración de la función, la postura y el movimiento.

La fisioterapia manual consiste en restablecer la movilidad de las articulaciones rígidas y reducir la tensión muscular con el fin de devolver al paciente un movimiento más natural y sin dolor.

La fisioterapia puede aliviar el dolor de espalda tanto de los pacientes con dolor de espalda crónico que implique problemas articulares, como del dolor provocado por lesiones de los tejidos blandos como puede ser una sobrecarga muscular. Es eficaz para aliviar el dolor de todo tipo de pacientes.

Los tratamientos de fisioterapia manual tienen como objetivo relajar los músculos tensos de la espalda y las articulaciones restringidas con el fin de disminuir el dolor de espalda y aumentar la flexibilidad. Utilizan los siguientes tipos de técnicas:

– Técnicas de tejidos blandos, incluido el masaje, que aplica presión a los tejidos blandos del cuerpo, como los músculos. Esta presión puede ayudar a relajar los músculos, aumentar la circulación, romper el tejido cicatricial y aliviar el dolor en los tejidos blandos.

– Movilización o manipulación, que utiliza movimientos medidos de velocidad variable (de lenta a rápida), fuerza (de suave a enérgica) y distancias (denominadas «amplitud») para girar, tirar o empujar los huesos y las articulaciones hasta su posición. Esto puede ayudar a aflojar los tejidos tensos alrededor de una articulación, reducir el dolor en una articulación o ayudar con la flexibilidad y la alineación corporal.

 

Tiempo de recuperación de una sobrecarga muscular

¿Cuánto tiempo tarda en curar una sobrecarga muscular? Sabemos que los dolores musculares dependen del estilo de vida del paciente. Depende de la persona, depende de lo mucho que haya entrenado y del tipo de actividades que realiza en su vida diaria.

Puede ser un día o dos, o estar dolorido una semana o mas si se sigue con la actividad que lo desencadena.

La mayoría de la gente tendrá agujetas dos días después y empeorará en el día 3 antes de empezar a recuperarse.

Lo mejor que puedes hacer para minimizarlo es planificar mejor tus entrenamientos, calentar y estirar, aumentando lentamente la duración y la velocidad/intensidad.

2 comments