Relajantes musculares naturales sin receta

Relajantes musculares naturales sin receta
88 Views

Te contamos los mejores relajantes musculares naturales para que mejores tu dolor muscular. Si bien algunos remedios naturales, como ciertas hierbas y aceites esenciales, pueden tener propiedades relajantes y antiinflamatorias que podrían ayudar a aliviar la tensión muscular, es importante recordar que no todos los remedios naturales son seguros o efectivos, y algunos pueden incluso ser perjudiciales para la salud.

Si se van a utilizar relajantes musculares naturales para tratar la tensión muscular, es importante hacerlo bajo la supervisión de un profesional y utilizar solo aquellos que hayan sido comprobados como seguros y efectivos para el músculo dolorido.

 

Los relajantes musculares son medicamentos que ayudan a reducir la tensión muscular, aliviar el dolor y mejorar la movilidad. Estos medicamentos pueden ser recetados por un médico o adquiridos con receta médica. En nuestra clínica de fisioterapia solo los recomendamos si el paciente tiene mucho dolor.

Los remedios naturales pueden tener menos efectos secundarios que los medicamentos sintéticos, ya que están compuestos por ingredientes naturales que el cuerpo puede procesar más fácilmente. A menudo son más económicos y están más fácilmente disponibles que los medicamentos recetados, ya que muchos se pueden encontrar en tiendas, herbolarios o en el campo.

 

 

¿Qué puedo tomar como relajante muscular natural?

Algunas plantas con propiedades relajantes naturales son la manzanilla, la lavanda, el valeriana, la menta, la hierba de San Juan y la melisa. Estas plantas pueden ser consumidas en infusiones, aceites esenciales o como suplementos alimenticios, pero siempre es importante consultar con un profesional de la salud antes de utilizar cualquier remedio natural para la recuperación de músculos.

 

 

¿Porqué evitar tomar relajantes musculares?

Hay varias razones por las cuales no se recomienda tomar relajantes musculares sin receta médica:

Efectos secundarios: Muchos relajantes musculares tienen efectos secundarios, como somnolencia, mareo, náuseas, diarrea, y problemas de visión. Pueden también interactuar con otros medicamentos que estés tomando y causar reacciones adversas.

Adicción: Pueden causar dependencia, lo que significa que podrías necesitar tomar cada vez más para obtener el mismo efecto.

Contraindicaciones: Muchos no están recomendados para personas con problemas de salud específicos, como enfermedad cardíaca, presión arterial alta, o problemas hepáticos o renales.

No son eficaces para todos los dolores musculares: Es importante identificar la causa del dolor muscular para poder tratarlo de manera efectiva.

 

 

 

Causas del dolor muscular

Hay varias causas comunes del dolor muscular. Es importante consultar a un médico si tienes dolor muscular persistente o si el dolor cervical está acompañado de otros síntomas, para determinar la causa y recibir un tratamiento adecuado.

– El uso excesivo o el sobreentrenamiento de los músculos puede causar dolor y lesiones.

– Una lesión en los músculos, como un esguince o un desgarro, puede causar dolor.

– El estrés emocional o físico puede causar tensión en los músculos y dolor.

– El envejecimiento pueden causar desgaste en los músculos.

– Enfermedades como la fibromialgia, la artritis o el lupus.

– Trastornos metabólicos como la diabetes, pueden causar dolor muscular.

– Algunos medicamentos, como los esteroides.

 

 

 

Relajantes musculares naturales potentes

Existen una amplia variedad de plantas medicinales, suplementos y hierbas naturales que se han utilizado como relajante muscular, para ayudar al funcionamiento normal de los músculos y aliviar el dolor. Es importante consultar a su médico antes de usar cualquier hierba o suplemento para asegurar que no interfieran con cualquier medicación que esté tomando.

Algunos de ellos son:

– El magnesio es un mineral esencial que ayuda a relajar los músculos y puede ayudar a reducir el dolor muscular.

– Aceite esencial de eucalipto tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas

– Aceite esencial de romero tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias

– El aceite esencial de lavanda tiene efectos calmantes que pueden ayudar a la relajación del dolor muscular y el estrés.

– La raíz de valeriana se ha utilizado tradicionalmente para aliviar el estrés, la ansiedad, el sueño y también se ha utilizado para aliviar el dolor muscular.

– La flor de manzanilla es rica en compuestos antiinflamatorios y se ha utilizado tradicionalmente para aliviar el dolor muscular y mejorar la circulación.

– Hierba de San Juan es rica en compuestos antiinflamatorios y se ha utilizado tradicionalmente por sus numerosas propiedades para aliviar el dolor muscular, reducir el estrés y la regulación del sueño.

– El extracto de Ginkgo Biloba ha sido mostrado en algunos estudios para mejorar la circulación y puede ayudar a reducir el dolor muscular y mejorar el músculo dolorido.

–  El aceite esencial de menta es rico en compuestos antiinflamatorios y puede ayudar a aliviar el dolor muscular y reducir la inflamación.

– Aceite esencial de Enebro se ha utilizado tradicionalmente por sus efectos relajantes y mejorar la circulación.

 

Magnesio

El magnesio se puede tomar como suplemento para aliviar la tensión muscular, pero es importante hacerlo bajo la supervisión de un profesional de la salud y seguir las instrucciones de dosificación recomendadas, ya que una ingesta excesiva de magnesio puede ser perjudicial para la salud.

La dosis recomendada de magnesio varía según la edad, el género y las necesidades individuales de cada persona. En general, la dosis diaria recomendada de magnesio para adultos oscila entre 310 y 420 mg al día. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar dosis más altas especialmente si tienen una deficiencia de este mineral.

Es importante recordar que también se encuentra en muchos alimentos con vitaminas como nueces, frutos secos, semillas, legumbres, espinacas, aguacates y plátanos. Por lo tanto, es posible que una dieta equilibrada y variada que incluya alimentos ricos en magnesio pueda proporcionar suficiente magnesio para satisfacer las necesidades diarias del cuerpo.

Valeriana

La valeriana se puede tomar de varias maneras como un relajante muscular:

– Suplementos: Puedes encontrar suplementos de valeriana en forma de cápsulas o comprimidos en las tiendas de suplementos o herbolarios.

–  Puedes hacer un té de valeriana utilizando raíz seca de valeriana. Puedes encontrar esta raíz seca en tiendas de hierbas o en línea. Para hacer el té, simplemente hierve una cucharadita de raíz seca en una taza de agua durante unos 10 minutos, cuela y bebe.

– Puedes utilizar aceite esencial de valeriana y agrega unas gotas de aceite esencial a una pequeña cantidad de aceite de masaje, como el aceite de coco, y masajea suavemente en la zona afectada.

 

 

Manzanilla

La manzanilla se puede tomar de varias maneras como un relajante muscular:

– Puedes hacer una infusión de manzanilla utilizando flores secas de manzanilla. Puedes encontrar estas flores secas en tiendas de hierbas o en línea. Para hacer el té, simplemente hierve una cucharadita de flores secas de manzanilla en una taza de agua durante unos 10 minutos.

– Compresas de manzanilla caliente para aliviar el dolor muscular. Calienta agua y agrega unas cucharadas de flores secas de manzanilla. Deja que se infusione durante unos minutos y coloca una bolsa de tela en el agua. Aplica la compresa caliente sobre la zona afectada.

– Puedes utilizar aceite esencial de manzanilla para aliviar el dolor muscular. Agrega unas gotas de aceite esencial de manzanilla a una pequeña cantidad de aceite portador (como el aceite de coco) y masajea suavemente en la zona afectada.

Es importante recordar que la manzanilla es segura para la mayoría de las personas, pero algunas personas pueden tener reacciones alérgicas.

 

 Hierba de San Juan

La hierba de San Juan se puede tomar de varias maneras para la relajación muscular:

Puedes encontrar suplementos de hierba de San Juan en forma de cápsulas o comprimidos en las tiendas de suplementos o herbolarios.

– Hacer una infusión de hierba de San Juan, simplemente hierve una cucharadita de hierba seca en una taza de agua durante unos 10 minutos.

– Agrega unas gotas de aceite esencial de hierba de San Juan a una pequeña cantidad de aceite portador  y un suave masaje la zona.

Es importante tener en cuenta que la hierba de San Juan no se recomienda para mujeres embarazadas o lactantes, ni para personas con enfermedades cardíacas, presión arterial alta, o que tomen medicamentos para la presión arterial.

 

 

Gingko Biloba

El Ginkgo Biloba se puede tomar de varias maneras como relajante muscular:

– Puedes encontrar suplementos de Ginkgo Biloba en forma de cápsulas o comprimidos en las tiendas de suplementos o herbolarios.

– Té de Ginkgo Biloba utilizando hojas secas. Para hacer el té, simplemente hierve una cucharadita de hojas secas de Ginkgo Biloba en una taza de agua durante unos 10 minutos.

Es importante tener en cuenta que el Ginkgo Biloba puede interactuar con algunos medicamentos, incluyendo anticoagulantes, y no debe ser utilizado si estás embarazada o amamantando.

 

 

Aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta se puede utilizar como un relajante muscular de varias maneras:

– Masaje: Agrega unas gotas de aceite esencial de menta a una pequeña cantidad de aceite y masajea suavemente la zona dolorosa.

– Inhalación: Puedes inhalar el aceite esencial de menta directamente de la botella o añadir unas gotas a un difusor para liberar el aroma en el aire.

– Compresa fría: Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de menta a una compresa fría para aliviar el dolor muscular y reducir la inflamación.

– Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de menta en un vaporizador o un difusor de vapor para ayudar a aliviar el dolor muscular y reducir el estrés.

Es importante tener en cuenta que el aceite esencial de menta puede causar irritación en la piel si no se diluye correctamente, es recomendable diluirlo con un aceite portador antes de su uso tópico.

Aceite esencial de enebro

El aceite esencial de enebro se puede utilizar como un relajante muscular de varias maneras:

– Masaje: Agrega unas gotas de aceite esencial de enebro a una pequeña cantidad de aceite portador  y masajea suavemente.

– Inhalación: Puedes inhalar el aceite esencial de enebro directamente de la botella o añadir unas gotas a un difusor para liberar el aroma en el aire.

– Compresa caliente: Puedes añadir unas gotas de aceite esencial de enebro a una compresa caliente para aliviar el dolor muscular y mejorar la circulación.

– Puedes añadir unas gotas de aceite esencial en un vaporizador o un difusor de vapor para ayudar a aliviar el dolor muscular y reducir el estrés.

Es importante tener en cuenta que el aceite esencial de enebro no se recomienda para mujeres embarazadas o lactantes, ni para personas con enfermedades cardíacas, presión arterial alta.

Curcumina

La curcumina es un compuesto presente en la cúrcuma que se ha estudiado por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Algunos estudios han sugerido que puede tener beneficios en la reducción del dolor muscular y la inflamación. Sin embargo, es importante señalar que la mayoría de estos estudios han sido realizados en animales y se necesitan más estudios en humanos para confirmar estos efectos.

La cúrcuma se puede tomar de varias maneras como un relajante muscular:

– Puedes encontrar suplementos de cúrcuma en forma de cápsulas o comprimidos en las tiendas de suplementos o herbolarios. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a la dosis y las precauciones.

– Puedes agregar polvo de cúrcuma a tus alimentos o bebidas.

Relajantes musculares naturales en casa para los dolores

Existen varios remedios naturales que pueden ayudar a relajar los músculos, como:

Calor: Aplicar una bolsa de agua caliente o una manta eléctrica en la zona afectada puede ayudar a aliviar el dolor y la tensión muscular.

Los ejercicios de estiramiento pueden ayudar a aliviar la tensión en los músculos y mejorar la flexibilidad.

Un masaje suave puede ayudar a aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación.

Baño con sales de Epsom o aceite esencial de lavanda puede ayudar a relajar los músculos si tiene dolor lumbar y reducir el estrés.

Aromaterapia y el uso de aceites esenciales como la lavanda, el geranio y la camomila pueden ayudar a relajar los músculos y reducir el estrés.

Practicar yoga puede ayudar a relajar los músculos y reducir el estrés.

Es importante recordar que si tienes dolor persistente o problemas de salud, debes consultar a un médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

 

Si conoces algún relajante muscular natural mejor o algún remedio mejor cuéntanoslo en los comentarios.

 

 

Bibliografía:

  • Herbs and natural supplements in the prevention and treatment of delayed-onset muscle soreness. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5329173/

  • Ezeala-Adikaibe BA, et al. «Herbal medicine use among hypertensive patients in Enugu, South-East Nigeria.» BMC Complement Altern Med. 2018;18(1):173.

 

Salud
Juan López

Juan López

Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

One comment