Relajantes musculares – Que son, para que sirven, marcas con receta

Relajantes musculares
128 Views

Exploremos qué son los relajantes musculares, estas pastillas para qué se utilizan, cómo se prescriben en España, los tipos más habituales, la duración del tratamiento y responderemos algunas preguntas frecuentes para brindarte una comprensión completa de este tipo de medicamentos.

Son una herramienta valiosa en el tratamiento de una variedad de condiciones musculoesqueléticas, pero es importante usarlos con precaución y bajo la supervisión de un médico. Si estás considerando su uso para tratar tus síntomas, asegúrate de hablar con tu médico para discutir los beneficios, riesgos y opciones de tratamiento adecuadas para ti. Con la orientación adecuada y el uso responsable pueden ser una parte efectiva de tu plan de tratamiento para mejorar la salud muscular y el bienestar general.

¿Qué son los relajantes musculares?

Los relajantes musculares son medicamentos diseñados para reducir o eliminar la tensión muscular excesiva, los espasmos y la rigidez. Actúan sobre el sistema nervioso central para producir efectos relajantes en los músculos, lo que ayuda a aliviar el dolor y mejorar la movilidad.

Estos medicamentos son útiles en el tratamiento de una variedad de condiciones musculoesqueléticas, como lesiones deportivas, dolor de espalda, fibromialgia y trastornos neurológicos.

 

Existen dos tipos principales de relajantes musculares:

  1. Relajantes musculares de acción central: Estos medicamentos actúan directamente sobre el sistema nervioso central para reducir la excitabilidad de las neuronas motoras en la médula espinal. Al hacerlo, disminuyen la actividad muscular y reducen la rigidez. Ejemplos de relajantes musculares de acción central incluyen el baclofeno y la tizanidina.
  2. Relajantes musculares de acción periférica: Estos medicamentos actúan directamente sobre los músculos esqueléticos, bloqueando la transmisión neuromuscular y reduciendo la contracción muscular. Ejemplos de relajantes musculares de acción periférica incluyen el dantroleno y el metocarbamol.

 

¿Para qué se utilizan los relajantes musculares?

Los relajantes musculares se utilizan para una variedad de propósitos terapéuticos, que incluyen:

  1. Alivio del dolor muscular

    Ayudan a reducir el dolor asociado con espasmos musculares, tensiones y lesiones musculoesqueléticas.

     

  2. Reducción de la rigidez muscular

    Mejoran la flexibilidad y la movilidad al reducir la rigidez muscular causada por afecciones como la espondilitis anquilosante o la artritis.

     

  3. Facilitación del tratamiento fisioterapéutico

    Los relajantes musculares pueden facilitar el tratamiento fisioterapéutico al reducir la tensión muscular y permitir un rango de movimiento más completo durante la rehabilitación.

     

  4. Alivio del espasmo muscular

    Ayudan a controlar los espasmos musculares involuntarios causados por afecciones neurológicas como la esclerosis múltiple o el accidente cerebrovascular.

¿Los relajantes musculares requieren receta médica en España?

Sí, la mayoría de los relajantes musculares requieren una receta médica en España para su adquisición en una farmacia. Esto se debe a que son medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central y pueden tener efectos secundarios significativos si se usan incorrectamente o en dosis inapropiadas. Es importante que un médico evalúe la necesidad de este tipo de medicamentos y determine el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Marcas de relajantes musculares más utilizados en España

En España, hay varias marcas de relajantes musculares que son reconocidas y ampliamente utilizadas por médicos y pacientes para tratar una variedad de condiciones musculares y esqueléticas. Algunas de las marcas más famosas incluyen:

  1. Baclofeno (Lioresal): Baclofeno es uno de los relajantes musculares más prescritos en España y se utiliza comúnmente para tratar la espasticidad asociada con enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple y la parálisis cerebral.

     

  2. Tizanidina (Ternelin, Sirdalud): La tizanidina es otro relajante muscular popular que se utiliza para tratar espasmos musculares agudos y crónicos, así como espasticidad relacionada con lesiones de la médula espinal.

     

  3. Ciclobenzaprina (Miosan, Flexiban): La ciclobenzaprina es ampliamente utilizada para tratar la rigidez muscular y el dolor asociado con lesiones musculoesqueléticas agudas, como esguinces y tensiones.

     

  4. Metocarbamol (Robaxin): Metocarbamol se utiliza principalmente para el tratamiento de espasmos musculares agudos y dolor musculoesquelético asociado.

     

  5. Diazepam (Valium): Aunque principalmente conocido como un medicamento ansiolítico y sedante, el diazepam también se utiliza ocasionalmente como relajante muscular en ciertas condiciones.

Estas son solo algunas de las marcas de relajantes musculares más famosas en España, y cada una puede tener diferentes formulaciones y presentaciones disponibles en el mercado. Es importante consultar con un médico para determinar qué marca y formulación son más adecuadas para tus necesidades individuales, así como para obtener la receta adecuada y la orientación sobre su uso seguro y efectivo.

 

 

Relajantes musculares para contracturas musculares

Las contracturas musculares son contracciones involuntarias y persistentes de un músculo o grupo muscular, que pueden provocar dolor y limitar el rango de movimiento. Los relajantes musculares son una opción de tratamiento comúnmente utilizada para aliviar las contracturas musculares y ayudar a restaurar la función muscular normal. Aquí hay algunos de los más utilizados para tratar contracturas:

  1. Metocarbamol (Robaxin): Metocarbamol actúa como un agente antiespasmódico y sedante. Se utiliza principalmente para el tratamiento de espasmos musculares agudos y dolor musculoesquelético asociado. También puede ser útil para aliviar las contracturas musculares.
  2. Diazepam (Valium): Aunque principalmente conocido como un medicamento ansiolítico y sedante, el diazepam también se utiliza ocasionalmente  en ciertas condiciones. Puede ayudar a reducir la actividad muscular excesiva y aliviar las contracturas musculares.
  3. Ciclobenzaprina (Miosan, Flexiban): La ciclobenzaprina actúa como un agente antiespasmódico y sedante. Se utiliza para tratar la rigidez muscular y el dolor asociado con lesiones musculoesqueléticas agudas, como esguinces y tensiones. También puede ser beneficioso para aliviar las contracturas musculares.

     

Es importante tener en cuenta que estos medicamentos deben ser recetados por un médico y utilizados según las indicaciones. Además, el tratamiento de las contracturas musculares a menudo implica una combinación de terapias, que pueden incluir ejercicios de estiramiento, terapia física, calor o frío local, y otras modalidades de tratamiento. Si experimentas contracturas musculares persistentes o dolorosas, es importante consultar a un profesional de la salud para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

 

¿Cuánto tiempo se deben tomar los relajantes musculares?

La duración del tratamiento con relajantes musculares puede variar según la gravedad de los síntomas, la causa subyacente y la respuesta individual al medicamento. En general, se recomienda utilizar los relajantes musculares durante un período limitado de tiempo, generalmente de unas pocas semanas a varios meses, dependiendo de la situación clínica. Es importante seguir las instrucciones del médico y no exceder la dosis recomendada ni prolongar innecesariamente el uso de estos medicamentos para evitar efectos secundarios y dependencia.

Para condiciones agudas, como espasmos musculares agudos o dolor muscular agudo, es posible que se prescriba un curso corto de tratamiento con relajantes musculares, generalmente de unos pocos días a unas pocas semanas. Este tiempo suele ser suficiente para aliviar los síntomas agudos y permitir que el músculo se recupere.

En casos de condiciones crónicas, como espasticidad relacionada con enfermedades neurológicas o contracturas musculares crónicas, el tratamiento con relajantes musculares puede ser más prolongado. Sin embargo, incluso en estos casos, se recomienda utilizar los relajantes musculares por el menor tiempo posible y bajo la supervisión de un médico.

Es importante tener en cuenta que el uso prolongado de relajantes musculares puede aumentar el riesgo de efectos secundarios y dependencia, por lo que generalmente se evita su uso a largo plazo, especialmente en ausencia de mejoría significativa en los síntomas.

Preguntas frecuentes sobre los relajantes musculares

 

1. ¿Son adictivos los relajantes musculares?

Algunos relajantes musculares, como el diazepam, pueden tener potencial para la adicción si se usan de manera inapropiada o en dosis elevadas durante períodos prolongados. Es importante seguir las instrucciones del médico y usar estos medicamentos con precaución.

 

2. ¿Pueden causar somnolencia?

Sí, pueden causar somnolencia y disminución de la atención. Se recomienda evitar conducir u operar maquinaria pesada mientras se esté tomando estos medicamentos.

 

3. ¿Interactúan con otros medicamentos?

Sí,  pueden interactuar con otros medicamentos, incluidos los analgésicos, los sedantes y los antidepresivos. Es importante informar al médico sobre todos los medicamentos y suplementos que estás tomando antes de comenzar el tratamiento con relajantes musculares.

 

4. ¿Pueden causar efectos secundarios?

Sí, pueden causar una variedad de efectos secundarios, que incluyen somnolencia, mareos, sequedad bucal, debilidad muscular y cambios en la presión arterial. Es importante estar atento a cualquier efecto secundario y comunicarse con el médico si se presentan síntomas preocupantes.

 

5. ¿Son adecuados para todos?

No, no son adecuados para todas las personas y pueden estar contraindicados en ciertas condiciones médicas, como embarazo, lactancia, trastornos hepáticos o renales graves, y antecedentes de abuso de sustancias.

 

Contraindicaciones de los relajantes musculares

Como con cualquier medicamento, existen contraindicaciones importantes que deben considerarse antes de su uso. Aquí hay algunas contraindicaciones comunes de los relajantes musculares:

  1. Alergias: Si eres alérgico a algún componente del relajante muscular, debes evitar su uso.

     

  2. Miastenia gravis: Esta es una enfermedad neuromuscular caracterizada por debilidad muscular y fatiga por lo que pueden empeorar los síntomas de la miastenia gravis y están contraindicados en esta condición.

     

  3. Insuficiencia renal o hepática grave: se metabolizan principalmente en el hígado y se excretan a través de los riñones. En casos de insuficiencia renal o hepática grave, estos medicamentos pueden acumularse en el cuerpo y causar efectos secundarios graves.

     

  4. Historial de abuso de sustancias: pueden tener potencial para el abuso y la dependencia en personas con antecedentes de abuso de sustancias. Por lo tanto, deben usarse con precaución en este grupo de pacientes.

     

  5. Embarazo y lactancia: Se debe tener precaución durante el embarazo y la lactancia, ya que pueden atravesar la barrera placentaria y transferirse al feto, así como pasar a la leche materna y afectar al bebé.

     

  6. Condiciones respiratorias: pueden causar depresión respiratoria, especialmente cuando se administran en combinación con otros medicamentos sedantes. Por lo tanto, se deben usar con precaución en personas con enfermedades respiratorias como apnea del sueño, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o insuficiencia respiratoria.

     

  7. Interacciones medicamentosas: pueden interactuar con otros medicamentos, como analgésicos opioides, sedantes y antidepresivos, aumentando el riesgo de efectos secundarios graves. Es importante informar a tu médico sobre todos los medicamentos que estás tomando antes de comenzar el tratamiento con relajantes musculares.

     

  8. Edad avanzada: Las personas mayores pueden ser más sensibles y pueden experimentar efectos secundarios más graves, como mareos, somnolencia y confusión.

     

  9. Conducción y operación de maquinaria: Debido a sus efectos sedantes y la posibilidad de deterioro cognitivo, los relajantes musculares pueden afectar la capacidad para realizar tareas que requieren concentración y coordinación, como conducir vehículos o operar maquinaria pesada.

Es fundamental consultar con un médico antes de comenzar cualquier tratamiento para asegurarse de que sean seguros y apropiados para tu situación médica individual. El médico evaluará tus antecedentes médicos, medicamentos actuales y cualquier otra condición médica para determinar si son la opción de tratamiento más adecuada para ti.

 

 

Bibliografía

  1. Derry S, Moore RA. Muscle relaxants and antispasmodics for non-specific low back pain. Cochrane Database Syst Rev. 2012;1:CD004252. doi:10.1002/14651858.CD004252.pub3
  2. Tarsy D, Simon DK. Dystonia. N Engl J Med. 2006;355(8):818-829. doi:10.1056/NEJMra055549
  3. Abdelhafiz AH, Elbastawisy AA, El-Gendy YG, Elfaham TH, Alyaealy SA, Hamdy S. Management of spasticity after stroke: An overview. Eur J Intern Med. 2018;47:1-7. doi:10.1016/j.ejim.2017.10.013
  4. Richette P, Bardin T. Gout. Lancet. 2010;375(9711):318-328. doi:10.1016/S0140-6736(09)60883-7
  5. MedlinePlus – Relajantes Musculares: https://medlineplus.gov/spanish/muscledisorders.html
  6. Mayo Clinic – Muscle Relaxants: https://www.mayoclinic.org/symptoms/muscle-relaxants/basics/definition/sym-20050844
  7. American Academy of Orthopaedic Surgeons – Muscle Relaxants: https://orthoinfo.aaos.org/en/treatment/muscle-relaxants/

 

 

 

    Fisioterapia Salud Tratamientos
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    4 comments