Rectificación en la lordosis cervical – Síntomas tratamiento

rectificación en la lordosis cervical
786 Views

La rectificación de la lordosis cervical fisiológica ocurre cuando la columna vertebral en la región del cuello no tiene la curva anatómica que debería. Cuando hay una pérdida de lordosis cervical, esto significa que la columna cervical del cuello ha perdido su curvatura saludable en forma de c, se vuelve más recta, o la curva puede invertirse y esto también afecta a la columna torácica que se vuelve más recta.

La columna vertebral consta de tres curvas principales que le dan fuerza y flexibilidad. La pérdida de estas curvas puede dar lugar a una serie de problemas, lo que aumenta las posibilidades de desarrollar lo que se conoce como «postura de la cabeza hacia delante» y una tensión espinal adversa que afecta a toda la columna.

El enderezamiento de la lordosis cervical repercute en la biomecánica de toda la columna vertebral haciéndola vulnerable a las lesiones, perjudica su capacidad para soportar el peso de la cabeza, ejerce una presión añadida sobre los discos vertebrales provocando una tensión muscular y articular excesiva.

La prevalencia de la rectificación cervical, o lordosis cervical, varía dependiendo de la población. Pero se ha encontrado que es relativamente común, con una prevalencia del 16-40% en adultos jóvenes y adultos mayores, generando discapacidad y minusvalía en un porcentaje bajo de los casos. En nuestra clínica de fisioterapia en Madrid es una patología muy común.

Es más común en personas con un estilo de vida sedentario, trabajadores de escritorio, y personas que tienen una postura incorrecta. También puede estar relacionada con una lesión previa, una enfermedad degenerativa de la columna vertebral, o una enfermedad metabólica como la osteoporosis. Es importante consultar con un médico o un fisioterapeuta si sospecha que tiene una rectificación cervical o tiene dolor o rigidez en el cuello.

Qué es la lordosis cervical

En el cuello, la parte superior de la espalda y la zona lumbar, la columna vertebral de todo el mundo se curva ligeramente. Las curvas del cuello y la espalda son las que dan a tu columna vertebral su forma de S.

La lordosis cervical es una curva normal hacia adentro en la columna cervical. Es la curva natural que se forma debido a la disposición de las vértebras cervicales y los músculos que las rodean. La lordosis cervical ayuda a soportar la cabeza y a mantener un equilibrio adecuado entre la cabeza y el tronco. La buena alineación se logra a través de una buena postura, una buena fuerza muscular y una buena flexibilidad.

La magnitud de la lordosis cervical normal varía de persona a persona, pero en general, se considera normal cuando se encuentra dentro del rango de 20 a 40 grados, aunque puede variar en algunos casos. Es importante mencionar que la lordosis cervical no siempre es un indicador de salud.

La rectificación de la curva es una condición que afecta a la parte baja de la espalda y al cuello, pudiendo provocar una presión excesiva sobre la columna vertebral, produciendo dolor y malestar.

¿Es grave es la rectificación cervical?

Muchos de los casos de rectificación cervical presentan síntomas menores y no suponen una amenaza para la salud del paciente. Si no se toman medidas para tratarlo es casi seguro que empeorará provocando dolor y molestias a largo plazo ya que le hace más vulnerable a las lesiones de columna que contribuye al desgaste de las vértebras y los discos. También puede provocar cambios evidentes en su aspecto físico. Esto incluye la postura de la cabeza hacia adelante y una apariencia general asimétrica.

Si es grave y no se trata, puede afectar a su capacidad de movimiento y a su vida diaria. El tratamiento médico de la lordosis viene determinado por la gravedad de la curvatura y la causa. Lo más probable es que la fisioterapia, la terapia manual y los ejercicios le ayuden a controlarlo.

Síntomas de la rectificación en la lordosis cervical

No todas las personas que tienen rectificación cervical tienen dolor o síntomas pero son más propensas a experimentar dolor de cuello y otros problemas y afecciones relacionadas con la columna vertebral en algún momento de su vida. Aunque la postura de la cabeza hacia delante puede adaptarse durante un tiempo, a largo plazo se sentirá en toda la columna vertebral, sus discos y los músculos que la sostienen.

Los síntomas pueden incluir:

– Dolor cervical que puede ser agudo o crónico y puede extenderse hacia los hombros y los brazos.

– Rigidez en el cuello que puede hacer que sea difícil mover la cabeza en diferentes direcciones.

– Dolor de cabeza debido a la tensión en los músculos del cuello.

– Fatiga o debilidad en los músculos del cuello y los hombros.

– Problemas de equilibrio o coordinación.

– Alteracion de visión, mareos, debilidad visual, o dolores de cabeza por tensión en los músculos del cuello.

– Problemas de sueño: Pueden aparecer problemas para dormir debido al dolor y la tensión en el cuello.

 

 

Como afecta la rectificación cervical al cuello

 

1 -Tensión muscular y dolor de cuello y espalda

Puede ir acompañada de tensión y dolor cervical ya que los tejidos blandos del cuello y los hombros tienen que trabajar más para soportar el peso de la cabeza, ya que se ha perdido la curvatura que normalmente facilita la distribución uniforme de este peso. Esto puede hacer que los músculos del cuello y los hombros generen dolor. También puede notar adormecimiento u hormigueo en los brazos.

2- Cambios posturales

La pérdida de lordosis en la parte superior de la columna vertebral afecta a la biomecánica general de la columna causando una desalineación y si no se trata, las malas curvas pueden progresar y dar al cuerpo un aspecto general asimétrico.

3 – Degeneración discal

Esta tensión aumenta la presión sobre los discos de la columna vertebral, haciendo que se degeneren más rápidamente. Si un disco de la columna vertebral empieza a abultarse debido a la degeneración o a las fuerzas de compresión desiguales, puede sobresalir y puede provocar dolor nervioso y entumecimiento que se irradia a brazos y piernas. La hernia discal también puede producirse cuando un disco se debilita demasiado y se rompe.

Causas de la rectificación en la lordosis cervical

Puede afectar a cualquier persona de cualquier edad. Hay casos en los que una lesión directa en la columna cervical o una lesión debida a espasmos musculares persistentes pueden cambiar el grado de la curvatura del cuello.

Generalmente la rectificación en la lordosis cervical se debe al estrés, la tensión en el cuello, la obesidad y las posturas inadecuadas. También es muy común como respuesta a una lesión o algún traumatismo, como un latigazo cervical, que provoca la pérdida de lordosis cervical. En algunos casos es hereditario. Si la afección se detecta en sus primeras fases, existen varias opciones de tratamiento. Las causas más comunes de la lordosis cervical son

– Origen postural

Un cambio en la curvatura puede ocurrir con el tiempo con una mala postura habitual al estar de pie, una actividad frecuente de levantamiento de pesas o una postura anormal al sentarse.

– Origen musculoesquelético

Esto puede observarse en resonancia magnética en la escoliosis, la cifosis y la espondilolistesis. En la osteoporosis, los huesos de la columna vertebral pueden debilitarse con el tiempo y desplazarse, mientras que las hernias discales pueden alterar los discos vertebrales.

– Condiciones congénitas

Puede haber un cambio ligeramente visible en la columna vertebral del cuello al nacer. Esto puede deberse a a un traumatismo en el cuello durante el parto, ya sea por parto natural o por cesárea.

Diagnostico de la rectificación cervical

La rectificación cervical es una condición en la que hay un aumento en la curvatura normal de la columna cervical, lo que puede causar dolor en el cuello, hombros y cabeza, así como rigidez y limitación del rango de movimiento del cuello.

El diagnóstico se basa en una historia clínica y un examen físico, así como en pruebas de imagen como radiografías o resonancias magnéticas para evaluar, en los signos radiológicos, el grado de la curvatura anormal y cualquier otra condición subyacente o factores de riesgo que puedan estar contribuyendo al problema.

Tratamiento de la rectificación cervical

El tratamiento de la rectificación de la lordosis lumbar debe abordar la mala postura, puede ayudar a evitar futuras lesiones de la columna vertebral degenerativas y articulares. Prevenir los trastornos que afectan a la alineación de la curvatura cervical, como la osteoporosis o el uso de un corsé para la espalda para evitar cualquier rectificación. A menudo puede tratarse con éxito utilizando:

1 – Fisioterapia

Un fisioterapeuta puede ayudarle a realizar ejercicios para corregir la postura, fortalecer los músculos y restaurar parte del movimiento de la columna cervical.

2 – Tracción cervical

Un fisioterapeuta o un médico también pueden tratar el cuello con tracción. La tracción utiliza un un cabestrillo u otro dispositivo para levantar el cuello de modo que haya más espacio entre los huesos de la columna vertebral. Esto también puede aliviar la presión sobre los nervios.

3 – Masaje

La terapia de masaje puede suponer un alivio a corto plazo del dolor de cuello. Por ese motivo, puede ser una buena terapia complementaria mientras se busca resolver el problema. La terapia de masaje de fisioterapia para liberar los músculos tensos a nivel cervical, el entrenamiento de fuerza para fortalecer los músculos débiles del cuello y el ajuste para mantener el equilibrio y la alineación suelen devolver la postura de la cabeza hacia delante a la curvatura normal.

4 – Cambio de hábitos

Malos hábitos al sentarse, caminar con malas posturas e incluso correr con una mala postura. Así que lo primero que tienes que hacer es ser consciente de tus malos hábitos posturales. Siéntate en un taburete en lugar de una silla y siéntate con la espalda recta y el pecho hacia afuera.

5 – Ejercicio Físico

Haz un ejercicio de extensión de espalda en días alternos después de tus entrenamientos. Comprueba tu peso, hay una tabla de altura y peso que puedas consultar. Si tienes sobrepeso tendrás que perder peso para tu postura. Ten paciencia. No sobreentrenes tu cuerpo. Haz 1 hora de entrenamiento adecuado.

Si la fisioterapia y la tracción no han funcionado, puede ser necesaria la cirugía si la columna vertebral o los nervios están comprimidos. El objetivo de la cirugía es eliminar la presión sobre la columna y los nervios.

 

 

Tratamiento de fisioterapia para rectificación cervical

El tratamiento de fisioterapia para rectificación cervical se centra en aliviar el dolor y la inflamación, mejorar la movilidad y fortalecer la musculatura del cuello y la espalda. Es importante recordar que el tratamiento fisioterapéutico dependerá del problema específico, como un latigazo cervical, esguinces cervicales o un accidente de tráfico y la condición, por lo que es importante consultar con un fisioterapeuta para determinar el plan de tratamiento adecuado para usted.

El tratamiento puede incluir una combinación de técnicas, como:

– Terapia manual con técnicas manuales para ayudar a aliviar el dolor cervical, la tensión en los músculos y las articulaciones del cuello, como masajes, manipulaciones, punción seca, relajación miofascial y estiramientos.

– Fortalecimiento y estiramiento con ejercicios específicos para fortalecer los músculos cervicales, la espalda y mejorar las contracturas musculares.

– Estabilización para estabilizar la columna cervical e higiene postural, como ejercicios de equilibrio y de core para las alteraciones posturales.

– Ultrasonido para proporcionar calor profundo y alivio del dolor en los músculos y las articulaciones del cuello.

– Electroterapia como la estimulación eléctrica nerviosa transcutánea (TENS) o la corriente interferencial, para aliviar las alteraciones musculares y mejorar la circulación.

– Terapia neural o neuromenigea para recuperar las curvas fisiológicas reduciendo la aparición del dolor y la limitación de movilidad de las vertebras cervicales.

 

 

Que evitar si tienes rectificación cervical

Si tienes rectificación cervical, es importante evitar ciertas actividades que pueden empeorar tus síntomas. Estas incluyen:

  • Movimientos repetitivos del cuello, como estar sentado frente a un ordenador durante largos períodos de tiempo.
  • Cargar peso excesivo en el cuello, como llevar un bolso pesado o una mochila llena.
  • Dormir en una posición incómoda o con la cabeza girada hacia un lado.
  • Realizar movimientos bruscos o violentos con el cuello, como golpes de tenis o levantamiento de pesas.
  • Usar dispositivos electrónicos o  un teléfono móvil muy cerca de los ojos o bajando mucho el cuello.

Además, es importante seguir las recomendaciones de tu médico o fisioterapeuta, como realizar ejercicios específicos para fortalecer los músculos del cuello y mantener una postura correcta.

Ejercicios para la rectificación cervical

Es importante recordar que antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios, es recomendable consultar a un médico o fisioterapeuta para asegurarse de que estos ejercicios son seguros y apropiados para usted y su curva fisiológica.

Fortalecimiento muscular

Realice ejercicios para fortalecer los músculos de la espalda y el cuello, como hacer flexiones de cuello o levantamiento de pesas con un peso ligero.

Descompresión

Realice ejercicios para ayudar a aliviar la presión en las articulaciones cervicales, como colgar la cabeza hacia abajo y mantenerla allí durante varios segundos.

Estabilización

Realice ejercicios para ayudar a estabilizar la columna cervical, como mantener una posición correcta de la postura al sentarse o caminar.

Propriocepción

Realizar ejercicios para mejorar la conciencia del cuerpo y la coordinación, como caminar con los ojos cerrados o equilibrar una pelota en la cabeza contra la pared.

 

Ejercicios de estiramiento

Realice estiramientos suaves de los músculos del cuello y la espalda, como inclinar la cabeza hacia un lado y mantenerla allí durante varios segundos, o inclinar la cabeza hacia atrás y mantenerla allí durante varios segundos.

  1. flexión cervical: Siente con la espalda recta y doble suavemente la cabeza hacia delante hasta que su mentón llegue al pecho. Luego regrese a la posición inicial. Repita este ejercicio varias veces.
  2. rotación cervical: Siente con la espalda recta y gira suavemente la cabeza hacia un lado, luego hacia el otro. Repita este ejercicio varias veces.
  3. Extensión cervical: Siente con la espalda recta y extienda suavemente la cabeza hacia atrás hasta que su mentón esté en línea con el techo. Luego regrese a la posición inicial. Repita este ejercicio varias veces.
  4. Inclinación cervical: Siente con la espalda recta y incline suavemente la cabeza hacia un lado hasta que su hombro toque su mejilla. Luego regrese a la posición inicial y repita el ejercicio hacia el otro lado.

 

Discapacidad y minusvalía en la rectificación de la lordosis cervical

La rectificación de la lordosis cervical fisiológica puede causar una serie de problemas que pueden afectar la calidad de vida y la capacidad para realizar actividades diarias. Algunos de estos problemas incluyen:

– Dolor crónico que puede ser debilitante y afectar la capacidad para realizar actividades diarias como trabajar, hacer ejercicio y tener relaciones sociales.

– Limitación en la movilidad en la cabeza en diferentes direcciones, lo que puede dificultar la conducción, trabajar en un ordenador y mirar hacia arriba o hacia abajo.

– Problemas de equilibrio, coordinación, lo que puede aumentar el riesgo de caídas y lesiones.

– Alteraciones del sueño, lo que puede afectar la energía y la capacidad para enfrentar el día a día.

– Problemas emocionales como ansiedad y depresión.

En algunos casos, la rectificación de la lordosis fisiológica cervical puede progresar a una discapacidad, especialmente si no se trata adecuadamente. Es importante consultar con un médico o fisioterapeuta para determinar el tratamiento adecuado y prevenir complicaciones.

 

Bibliografía:

  • Boyles, R. E., & Flynn, T. W. (Eds.). (2012). «Mechanical Diagnosis and Therapy: Lumbar Spine.» International Spine and Pain Institute.
  • Cook, C., & Hegedus, E. (2014). «Orthopedic Physical Examination Tests: An Evidence-Based Approach.» Pearson Education.
  • Park, M. S., Moon, S. H., Kim, T. H., Oh, J. K., & Lee, H. M. (2010). «Radiographic Measurement of Cervical Sagittal Alignment: A Systematic Review.» Spine, 35(16), E157-E166.
    Fisioterapia
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    7 comments

    1. El medico me ha dicho que tengo mucha lordosis cervical y me da dolor en el cuello. Haré ejercicio y buscaré un fisioterapeuta. Muchas gracias por la información