¿Es bueno el calor para el dolor de cadera?

Es bueno el calor para el dolor de cadera
185 Views

Si te preguntas si es bueno el calor para el dolor de cadera debes de conocer que las lesiones de cadera limitan la capacidad de mover la articulación y limita las tareas cotidianas, como vestirse, conducir o trabajar con normalidad.

Cuando nos preguntamos como utilizar el hielo o el calor para el dolor de cadera es importante tener en cuenta ambos son muy eficaces para aliviar el dolor. La diferencia es que uno es mejor para usted en un momento específico.

El hielo se utiliza en primer lugar, justo cuando se produce la lesión, para disminuir el dolor, la hinchazón y la inflamación. Una vez que la hinchazón y la inflamación se ha reducido, entonces nos centramos en el calor para aumentar la circulación en la zona para estimular la curación del cuerpo.

Los tratamientos de frío deben utilizarse a lo largo del día cuando se sufre dolor e inflamación continuo, ya que es un analgésico natural.

 

 

Cuándo utilizar calor para el dolor de cadera

Se utiliza el calor una vez que se ha reducido la hinchazón/ inflamación y el dolor agudo es menos intenso. Calentar el tejido es una forma natural de estimular el flujo sanguíneo a los músculos, tendones y ligamentos. El aumento de la temperatura dará lugar a un aumento de la circulación ya que el cuerpo envía más sangre para intentar eliminar ese mismo calor. Es la sangre del cuerpo la que llevará oxígeno y nutrientes a la cadera lesionada para acelerar su curación.

El calor debe usarse aproximadamente de 3 a 5 días después de la primera lesión o incluso más tarde si la hinchazón no se ha reducido mucho.

El calor no debe utilizarse hasta al menos 2 semanas después de una cirugía, ya que la inflamación irá reduciéndose a medida que el proceso de curación continua. Cualquier uso del calor debe combinarse con movimientos para estirar la cadera y aumentar la amplitud de movimiento.

Si tiene una lesión crónica de cadera debe utilizar el calor antes de la actividad para relajar el tejido y así mejorar de forma natural la elasticidad y la flexibilidad para las tareas cotidianas. Si usamos el calor por la mañana antes de empezar el día o antes de la actividad puede ayudar a impulsar el proceso de curación y reducir el riesgo de lesionarse.

– Antes de levantarse de la cama por la mañana y antes de acostarse por la noche.

– Antes de hacer ejercicio, entrenamientos o actividades de cualquier tipo para aumentar la elasticidad de los tendones, ligamentos y músculos de la cadera.

– Después de una operación para aumentar la circulación sanguínea, ayudando a los tejidos reparados quirúrgicamente a reconstruirse y minimizar la cicatriz.

– Antes de una actividad que suponga un esfuerzo importante para su cadera.

– Cualquier situación en la que necesite aumentar el flujo sanguíneo a su lesión para relajar la cadera o aliviar el dolor.

 

 

Cuándo utilizar frío para tratar la cadera

El frío funciona mejor para aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación en el caso de nuevas lesiones agudas o durante la recuperación postoperatoria. El frío también debe utilizarse durante las primeras 24 a 72 horas de tratamiento combinado con reposo.

Se utiliza para tratar lesiones rojas, calientes, inflamadas, hinchadas y que sufren daños en los tejidos. Es un analgésico natural que adormece el dolor en el origen de la lesión. Al mismo tiempo, el frío también reduce la cantidad de tejido cicatricial que se forma después de una cirugía.

Cuando se aplica frío a una cadera, el tejido blando de la cadera contrae los vasos sanguíneos para frenar el flujo de sangre y reduce la cantidad de líquido que se filtra disminuyendo la hinchazón.

Por ello, el frío se utiliza inmediatamente para tratar lesiones agudas ya que ralentiza el cuerpo para reducir el daño que se produce en los tejidos blandos y disminuir la hinchazón. El frío también aplaca los nervios de la cadera disminuyendo el dolor.

Si tiene una lesión crónica sólo debe utilizar el frío cuando la actividad le cause más dolor o muestre síntomas como enrojecimiento o inflamación.

Esto sería cuando la cadera o la parte inferior de la espalda empiezan a doler al final del día después de haber estado de pie todo el día.

 

 

Que hacer para el dolor de cadera

Puede usar otros métodos mas allá del frio y el calor, como los estiramientos para mejorar la flexibilidad de la cadera. El fisioterapeuta utilizará tratamientos conservadores, masajes de fisioterapia, manipulación manual y estiramientos para mejorar su condición.

Los tejidos blandos de la cadera están destinados a ser resistentes pero flexibles, preparados para trabajar y mover fuerzas extremas en las actividades cotidianas. Los tejidos dañados se curan con tejido cicatricial y hacen que tu cadera se vuelve rígida produciendo tirantez, debilidad y cansancio en tu cadera. Los estiramientos ayudan a romper el tejido cicatricial, reduciendo sus efectos en el cuerpo.

 

Movilizar la cadera

Se utiliza calor, manipulación manual, masaje de tejido profundo, ultrasonidos. El objetivo es aumentar la circulación del flujo sanguíneo y relajar la cadera afectada. El calentamiento aumentará la elasticidad de las fibras de la cadera, lo que facilitará el estiramiento y, cuando sea necesario, el mantenimiento del mismo. Esto aumenta la cantidad de veces que podrá estirar la cadera. Esto potenciará la capacidad de curación natural de su cuerpo y acelerará el tiempo de recuperación.

 

Estiramientos de cadera

El estiramiento tiene un papel importante en la recuperación de los tejidos blandos de la cadera, y es útil cuando se cura la lesión.

Antes de volver a la actividad los fisioterapeutas realizan estiramientos en la zona ya que son una parte importante en la recuperación de cualquier lesión. El estiramiento es más potente si se mantiene durante un minuto y se combina con frio.

El objetivo principal de la fisioterapia es estirar la cadera afectada para mejorar la flexibilidad y la amplitud de movimiento.

 

Relajar la cadera

El fisioterapeuta puede utilizar frío o calor ya que el calor es bueno para el dolor de cadera, acupuntura o electroterapia para relajar su cadera después de los intensos estiramientos y ejercicios.

No comments