Dolor en el gemelo – Causas, que hacer, tratamiento

dolor en el gemelo
117 Views

¿Me duelen los gemelos? El dolor en el gemelo suele sentirse como un dolor sordo o agudo en la parte posterior de la pierna. La sensación puede ser diferente para cada persona. Si te duele cuando has realizado una actividad física, como caminar o correr, la causa suele ser muscular.

Pero si el dolor aparece sin una causa clara, es intenso o continuo puede ser una señal de que los músculos de la parte inferior de las piernas no están recibiendo suficiente sangre. podría tratarse de un problema circulatorio.

Generalmente suele ser el resultado de una lesión leve, como una contractura o de calambres en las piernas. Es más frecuente en los deportistas y en las personas que hacen ejercicio físico. Las personas mayores también corren un mayor riesgo de padecer dolor debido a la debilidad muscular, o condiciones de salud o si son sedentarios.

 

 

Causas de dolor en el gemelo

Muchas causas pueden causar dolor en los gemelos:

Causas musculares

Una lesión en el músculo puede producirse de forma repentina o producirse a lo largo del tiempo y son las mas comunes. Los tipos de dolor muscular van desde una contractura muscular, calambres o incluso un desgarro.

 

Calambres musculares

Los calambres musculares son una queja común para aquellos que hacen ejercicio con frecuencia. Suelen ser temporales, pero pueden causar un dolor y una molestia importantes. Mucha gente lo nota en la cama mientras duerme.

 

Distensión muscular

Una distensión muscular se produce cuando las fibras musculares de la pantorrilla se desgarran parcial o totalmente. Los síntomas varían en función de la gravedad de la distensión, pero la mayoría de las personas experimentan un dolor repentino y agudo y sensibilidad en la zona del músculo.

 

Tendinitis de Aquiles

El tendón de Aquiles es una banda resistente y fibrosa que conecta el músculo con el hueso del talón. Si los músculos están tensos, ha comenzado un programa de ejercicios o si realizan ejercicios repetitivos, puede ejercer una presión adicional sobre el tendón y puede experimentar dolor en la pantorrilla.

 

Fascitis plantar

La fascitis afecta al tejido de la fascia plantar situado en la parte inferior del pie. Si los músculos de están demasiado tensos, los músculos no pueden sostener el pie. Los síntomas más comunes son el dolor de pies al despertar y la dificultad para flexionar el pie.

Dolor en los gemelos sin hacer ejercicio

Hay diferentes causas por las que puede notar dolor intenso en los gemelos sin haber hecho ejercicio y que requieren ir al medico. Si no realiza ejercicio y no tiene problemas circulatorios, puede experimentar un dolor intenso con los gemelos por diferentes motivos. Estos son menos comunes pero generan mucho dolor.

 

Dolor en los gemelos por mala circulación

Puede experimentar dolor debido a un estrechamiento u obstrucción de las arterias que riegan las piernas. Esto se conoce como claudicación arterial y puede causar dolor al caminar, ya que este movimiento requiere que la sangre fluya hacia la parte inferior de las piernas. Una persona con claudicación arterial no experimentará ninguna molestia en reposo, pero sí dolor después de unos minutos de caminar.

 

Varices

Las varices son venas dilatadas que suelen sobresalir en las piernas. Se desarrollan cuando las válvulas dañadas de las venas de una persona permiten el reflujo de la sangre. Los factores que contribuyen a las varices son la edad, antecedentes familiares, el embarazo o la obesidad. Las varices aparecen más comúnmente en las piernas y pueden causar dolor, palpitaciones, calambres y agujetas.

 

Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda es el resultado de un coágulo de sangre que se forma en una de las venas de la pierna. Esta afección puede causar un dolor intenso y afectar al flujo sanguíneo de las piernas. Las personas son más propensas a desarrollarla si han estado sentadas durante largos periodos, como en un vuelo, o si tienen presión arterial alta o trastornos de la coagulación de la sangre.

Los síntomas incluyen dolor en la pantorrilla que suele empeorar al ponerse de pie o caminar. La pierna de una persona también puede hincharse y tener una zona roja o inflamada debido a los problemas de flujo sanguíneo.

 

Claudicación neurogénica

Se produce cuando los nervios que van a las piernas están pinzados, afectando a su capacidad para comunicarse con la parte inferior de las piernas y suele deberse a una afección llamada estenosis espinal, que se produce cuando los huesos de la columna vertebral se estrechan, ejerciendo una presión adicional sobre los nervios.

Los síntomas incluyen dolor en reposo, al caminar, dolor al estar de pie durante mucho tiempo y también se puede doler en los muslos, la parte baja de la espalda o las nalgas. Suele mejorar cuando la persona se inclina hacia delante.

 

Síndrome compartimental

El síndrome compartimental es una afección dolorosa que puede producirse en el músculo de la pantorrilla o en ambas piernas, normalmente después de que una persona haya sufrido un traumatismo o una lesión grave.

Se produce cuando se acumula un exceso de sangre o líquido debajo de una banda de tejido que ejerce una presión adicional sobre los nervios y los vasos sanguíneos de la parte inferior de la pierna, provocando dolor, hinchazón, entumecimiento y hormigueo. Los síntomas asociados incluyen entumecimiento, abultamiento o agrandamiento visible de los músculos o problemas para mover el pie.

 

Neuropatía diabética

La neuropatía diabética es una afección que se produce cuando una persona experimenta daños en los nervios relacionados con la diabetes. A veces, el hormigueo y el entumecimiento pueden causar dolor punzante y molestias que se irradian a los gemelos.

Dolor de gemelos al andar

Hay una variedad de razones por las que puede sentir dolor en los gemelos al caminar. Algunas causas se deben a condiciones musculares comunes, mientras que otras pueden deberse a una condición de salud subyacente. La mayoría de las veces estas causas van a ser musculares y se pueden tratar con reposo y tratamiento.

 

Calambres musculares

Los calambres musculares se producen cuando los músculos se contraen involuntariamente. Suelen afectar a las piernas. Estos calambres suelen producirse al caminar, correr o realizar algún tipo de actividad física. Pueden tener muchas causas como no estirar adecuadamente antes de la actividad física, el sobreuso de los músculos o problemas de riego a los músculos.

El principal síntoma de los calambres musculares es el dolor, que puede variar en intensidad de leve a grave. El músculo afectado también puede sentirse duro al tacto. Un calambre puede durar desde unos segundos hasta varios minutos. Hay medidas que puedes tomar para ayudar a reducir la probabilidad de tener un calambre en los músculos de la pantorrilla. Entre ellas se encuentran la hidratación y los estiramientos antes de iniciar cualquier tipo de actividad.

 

Lesión muscular

Una lesión en el músculo también puede provocar dolor al caminar. Las lesiones más comunes que pueden causar dolor en la parte inferior de las piernas son los hematomas y las distensiones. Una distensión se produce cuando un músculo se utiliza en exceso o se estira demasiado, lo que provoca daños en las fibras musculares.

Los síntomas más comunes son dolor en la zona afectada, que suele producirse con el movimiento, hinchazón, sensibilidad. Muchas contusiones o distensiones pueden tratarse en casa. Sin embargo, las lesiones más graves pueden requerir la evaluación de un médico.

Tratamiento del dolor en los gemelos

El tratamiento del dolor de gemelos dependerá de la causa que lo produce. Si el dolor es general por fatiga o porque hemos caminado mucho podemos utilizar calor o frio durante 10 minutos sobre la zona afectada, y realizar estiramientos suaves.

 

Si el dolor de gemelos es por una lesión, sobreentrenamiento o es mas intenso el dolor puede tratarse con el protocolo RICES:

– Compresión: Envuelve la pantorrilla con un vendaje elástico y apretado o ponte una media de compresión para reducir la inflamación.

– Reposo: Evite andar más de lo necesario.

– Hielo: Aplique una bolsa de hielo cubierta de tela durante 10 minutos seguidos para ayudar a reducir la inflamación.

– Elevación: Elevar la pierna sobre almohadas para favorecer la circulación y reducir la hinchazón.

Si tienes dolor intenso se debería prescribir reposo del deporte, compresión, compresas de hielo durante 10 minutos cada 2-4 horas, elevación del talón y muletas si se cojea. Este tratamiento agudo debe continuar durante 48-72 horas.

Una vez que pueda caminar sin dolor, le sugerimos que inicie un programa de fortalecimiento de los gemelos supervisado por un terapeuta.

 

Otras causas de dolor en la pantorrilla pueden tratarse con medicamentos u otros procedimientos médicos, dependiendo de la causa subyacente. Debes acudir a un médico deportivo con experiencia para que diagnostique correctamente un desgarro muscular en los gemelos y analice los plazos para volver a practicar deporte.

 

Estiramientos

Calentar caminando a un ritmo moderado antes de realizar un ejercicio más intenso puede ayudar a prevenir las lesiones por distensión muscular. Además de estas medidas, una persona también puede optar por hacer algunos estiramientos suaves para reducir la tensión muscular después del ejercicio. Siempre hay que consultar al médico o un fisioterapeuta antes de empezar con los estiramientos para asegurarse de que éstos no agravarán una lesión.

 

Fisioterapia

La fisioterapia es una parte importante del tratamiento de casi todas las afecciones ortopédicas. Los fisioterapeutas utilizan diferentes tratamientos de fisioterapia para aumentar la fuerza, recuperar la movilidad y ayudar a los pacientes a recuperar el nivel de actividad que tenían antes de la lesión, o lo más parecido posible.

 

Prevención del dolor de gemelos

Estos son algunos consejos que deberían ayudar a prevenir el dolor de los gemelos.

Estirar

Uno de los métodos más importantes para prevenir el dolor de pantorrilla es el estiramiento. Estirar antes y después de todos los entrenamientos ayuda a reparar y fortalecer la pantorrilla, evitando así futuros dolores y lesiones. Asegúrate de tener suficiente tiempo para descansar entre los entrenamientos para facilitar esta reparación y crecimiento muscular.

 

Hidratación

Mantenerse hidratado es otra forma clave de prevenir el dolor de pantorrilla. Esto se debe a que la deshidratación contribuye directamente a los calambres musculares. Consulte otros siete beneficios de beber suficiente agua.

 

Aumente gradualmente el ejercicio

Es importante que cuando empiece o aumente el ejercicio lo haga gradualmente. Aumentar el nivel de actividad de forma demasiado brusca puede provocar lesiones. Busca un plan de ejercicios o trabaja con un entrenador.

One comment