Magnetoterapia – Que es, para que sirve, contraindicaciones

Magnetoterapia
231 Views

La magnetoterapia ha sido utilizada en la medicina y la fisioterapia durante décadas. Sin embargo, su popularidad y uso en tratamientos ha aumentado en los últimos años debido a la creciente demanda de terapias no invasivas y alternativas a los medicamentos. Además, se han realizado investigaciones que respaldan su eficacia en el tratamiento de diversas afecciones, lo que ha aumentado su aceptación entre pacientes y profesionales de la salud.

Funciona mediante la aplicación de campos magnéticos sobre el cuerpo del paciente que pueden ser generados por imanes permanentes o electroimanes. Cuando se aplica un campo magnético sobre el cuerpo, este penetra en los tejidos y puede afectar a los procesos biológicos y fisiológicos produciendo la regeneración del tejido.

Se ha utilizado para tratar una variedad de afecciones, como dolor crónico, artritis, osteoporosis, fibromialgia, tratamiento de fracturas y lesiones deportivas.

 

 

Que es la magnetoterapia

La magnetoterapia es una técnica de fisioterapia que utiliza campos magnéticos para tratar lesiones y afecciones físicas. En la clínica de fisioterapia se utiliza principalmente para aliviar el dolor, reducir la inflamación y promover la cicatrización de tejidos.

La terapia con campos magnéticos se administra mediante dispositivos especiales que emiten campos magnéticos pulsados o continuos a través de la piel. Estos campos magnéticos pueden penetrar en los tejidos blandos del cuerpo y estimular las células para mejorar la circulación sanguínea y linfática, así como para reducir la inflamación y el dolor.

Se utiliza comúnmente en fisioterapia para tratar una variedad de afecciones, como lesiones musculoesqueléticas, artritis, osteoporosis y dolor crónico. También puede ser efectiva para mejorar la recuperación después de una cirugía o una lesión.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no es adecuada para todos los pacientes y no debe ser utilizada como tratamiento exclusivo para afecciones médicas graves. Es importante hablar con un fisioterapeuta o un profesional de la salud para determinar si la magnetoterapia es adecuada para su afección específica y para asegurarse de que se aplique de manera segura y efectiva.

 

Para que sirve la magnetoterapia

La magnetoterapia se utiliza en fisioterapia para tratar una variedad de afecciones del aparato locomotor, neurológicas y de tejidos blandos. Aquí hay algunas formas en que puede ser útil:

  1. Estimulación de la circulación sanguínea y linfática: Los campos magnéticos pueden aumentar el flujo de sangre y linfa en el área tratada. Esto puede mejorar el suministro de oxígeno y nutrientes a los tejidos y ayudar a eliminar los productos de desecho.
  2. Fracturas óseas. Los campos magnéticos aplicados a la zona fracturada pueden ayudar a estimular la producción de células óseas, lo que puede acelerar el proceso de regeneración y reducir el tiempo de recuperación. Puede mejorar la circulación sanguínea en la zona, lo que puede ayudar a llevar más oxígeno y nutrientes a las células óseas y acelerar la consolidación de fracturas.
  3. Reducción de la inflamación: Puede reducir la inflamación al inhibir la liberación de ciertos mediadores inflamatorios y al estimular la producción de otros mediadores antiinflamatorios. Al aumentar la circulación sanguínea y linfática puede ser beneficioso para afecciones como la tendinitis, la bursitis y la artritis.
  4. Estimulación de la cicatrización de tejidos: Puede estimular la formación de nuevo tejido y la regeneración celular, lo que puede acelerar el proceso de curación y mejorar la cicatrización de tejidos. Esto puede ser útil para lesiones como fracturas óseas y desgarros musculares.
  5. Alivio del dolor: Se utiliza comúnmente para reducir el dolor asociado con afecciones como la artritis, las lesiones deportivas y el dolor de espalda crónico. Los campos magnéticos pulsados pueden estimular las células para liberar endorfinas, que son analgésicos naturales del cuerpo.
  6. Aceleración de la recuperación postoperatoria: Se puede utilizar después de una cirugía para acelerar la recuperación y reducir la inflamación y el dolor.

 

Es una herramienta valiosa en la práctica de la fisioterapia para aliviar el dolor, reducir la inflamación y mejorar la recuperación de una variedad de afecciones médicas.

 

Indicaciones de la magnetoterapia en fisioterapia

La magnetoterapia puede ser utilizada en fisioterapia para tratar diversas afecciones musculoesqueléticas y de tejidos blandos. A continuación, se presentan algunas de las principales indicaciones de la magnetoterapia en fisioterapia:

  1. Dolor agudo y crónico: Puede ayudar a aliviar el dolor en afecciones como la artritis, la fibromialgia, las lesiones deportivas, el dolor de espalda, la neuralgia y el dolor muscular.
  2. Lesiones musculoesqueléticas: Ayuda a acelerar la recuperación de lesiones como fracturas óseas, distensiones musculares, tendinitis, bursitis y esguinces.
  3. Trastornos inflamatorios: Puede ayudar a reducir la inflamación en afecciones como la artritis reumatoide, la osteoartritis y la tendinitis.
  4. Cicatrización de heridas: Ayuda a acelerar la cicatrización de heridas, reducir la formación de cicatrices y mejorar la calidad de la piel en afecciones como las úlceras por presión, las heridas quirúrgicas y las quemaduras.
  5. Trastornos neurológicos: Puede ayudar a mejorar la circulación cerebral y a estimular la función neuronal en afecciones como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple y la neuropatía periférica.

Como se aplica la magnetoterapia

La magnetoterapia se aplica en fisioterapia utilizando dispositivos que generan campos magnéticos pulsantes o estáticos. Estos dispositivos pueden ser de diferentes tipos, incluyendo almohadillas, bobinas o sondas, y se colocan cerca de la zona del cuerpo que se va a tratar.

La aplicación de la magnetoterapia en fisioterapia generalmente se lleva a cabo de la siguiente manera:

  1. Evaluación del paciente: Antes de comenzar el tratamiento es necesario llevar a cabo una evaluación detallada del paciente para determinar si es el tratamiento adecuado para su afección y para diseñar un plan de tratamiento individualizado.
  2. Selección del dispositivo: Se selecciona el dispositivo adecuado para la afección a tratar y se coloca cerca de la zona del cuerpo que se va a tratar.
  3. Configuración del dispositivo: Se configura el dispositivo para generar el tipo de campo magnético pulsante o estático adecuado para la afección a tratar y se ajusta la intensidad del campo magnético según las necesidades del paciente.
  4. Aplicación del tratamiento: Se aplica el tratamiento durante un período de tiempo determinado, generalmente de 15 a 30 minutos, según las necesidades del paciente.
  5. Seguimiento y ajuste del tratamiento: Se lleva a cabo un seguimiento regular del paciente para evaluar su progreso y ajustar el tratamiento según sea necesario.

Es importante destacar que la magnetoterapia debe ser aplicada por un profesional de la salud calificado y con experiencia en su uso, para garantizar una aplicación segura y efectiva. Además, es necesario seguir las instrucciones del fabricante del dispositivo y las recomendaciones del profesional de la salud para evitar posibles efectos secundarios o complicaciones.

 

 

Magnetoterapia de baja y alta frecuencia

La magnetoterapia se puede clasificar en dos categorías según la frecuencia del campo magnético utilizado: la magnetoterapia de baja frecuencia y de alta frecuencia.

La magnetoterapia de baja frecuencia utiliza campos magnéticos con una frecuencia de hasta 100 Hz, mientras que la magnetoterapia de alta frecuencia utiliza campos magnéticos con una frecuencia superior a 100 Hz.

A continuación, se presentan las principales características y aplicaciones de cada tipo de magnetoterapia:

  1. Magnetoterapia de baja frecuencia

    Se utiliza principalmente para tratar afecciones musculoesqueléticas crónicas, como la osteoartritis, la osteoporosis y la fibromialgia. La terapia de baja frecuencia puede mejorar la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos, reducir la inflamación y el dolor, y estimular la regeneración ósea y tisular.

  2. Magnetoterapia de alta frecuencia

    Se utiliza principalmente para tratar afecciones agudas, como las lesiones deportivas y las fracturas óseas. La terapia de alta frecuencia puede acelerar la curación de las lesiones, reducir el tiempo de recuperación y mejorar la movilidad articular.

En general, la elección depende de la afección a tratar, el estado de la lesión y las necesidades individuales del paciente.

Contraindicaciones de la magnetoterapia

Aunque la magnetoterapia se considera una técnica segura en fisioterapia, existen algunas contraindicaciones que se deben tener en cuenta. Aquí hay algunas contraindicaciones en fisioterapia:

  1. Embarazo: Las mujeres embarazadas deben evitarla, ya que los efectos del tratamiento en el feto no se han estudiado lo suficiente.
  2. Implantes electrónicos: Las personas con implantes electrónicos, como marcapasos o desfibriladores cardíacos, deben evitarla ya que los campos magnéticos pueden interferir con el funcionamiento de estos dispositivos.
  3. Epilepsia: Puede desencadenar convulsiones en personas con epilepsia. Por lo tanto, se debe tener precaución y se debe evitar su uso en estos pacientes.
  4. Trombos: No se debe utilizar en áreas donde hay un trombo presente, ya que puede aumentar el riesgo de un evento tromboembólico.
  5. Tumores: No se debe utilizar en áreas donde hay un tumor presente, ya que puede estimular el crecimiento del tumor.

En general, es importante informar al fisioterapeuta o al profesional de la salud si usted tiene alguna de estas condiciones o si tiene alguna preocupación antes de comenzar cualquier tratamiento. El fisioterapeuta o el profesional de la salud pueden ayudarlo a determinar si la magnetoterapia es el tratamiento adecuado para su afección y si hay alguna precaución adicional que deba tomar.

 

Efectos secundarios de la magnetoterapia

En general es una técnica de tratamiento segura y efectiva para una amplia gama de afecciones musculoesqueléticas, pero es importante que sea aplicada por un profesional de la salud calificado y con experiencia en su uso.

Puede presentar algunos efectos secundarios, aunque estos son generalmente leves y transitorios. A continuación, se presentan algunos de los efectos secundarios más comunes asociados:

  1. Sensación de calor: Algunos pacientes pueden sentir una ligera sensación de calor en la zona donde se aplica el dispositivo que es normal y no suele durar mucho tiempo después de la aplicación.
  2. Sensación de hormigueo o picazón: Algunos pacientes pueden experimentar una sensación de hormigueo o picazón en la piel en la zona donde se aplica el dispositivo. Esto también es normal y suele desaparecer poco después de la aplicación.
  3. Reacciones alérgicas: En algunos casos, los pacientes pueden ser alérgicos a los materiales utilizados en los dispositivos lo que puede provocar reacciones alérgicas como enrojecimiento, hinchazón o picazón en la piel. Si se presentan estos síntomas, se debe interrumpir el tratamiento y consultar a un profesional de la salud.
  4. Cambios en la presión arterial: Algunos estudios han demostrado que la magnetoterapia puede provocar cambios en la presión arterial, especialmente en pacientes con hipertensión. Es importante que los pacientes con hipertensión arterial informen al profesional de la salud antes de comenzar el tratamiento.
  5. Interferencia con dispositivos electrónicos: Los campos magnéticos generados pueden interferir con dispositivos electrónicos, como marcapasos, desfibriladores o bombas de insulina. Es importante informar al profesional de la salud si se tiene alguno de estos dispositivos.

 

 

Cuantas sesiones de magnetoterapia

La cantidad de sesiones necesarias de magnetoterapia en fisioterapia depende del tipo de afección a tratar, la gravedad de la lesión y las necesidades individuales del paciente. En general, se recomienda un mínimo de 10 a 15 sesiones para obtener resultados significativos, aunque en algunos casos puede ser necesario un número mayor de sesiones.

El número de sesiones y la duración de cada sesión pueden variar según la afección a tratar y la gravedad de la lesión. Por ejemplo, en el caso de la osteoartritis, se puede recomendar un tratamiento de 10 a 15 sesiones, con una duración de 20 a 30 minutos por sesión. En el caso de las lesiones agudas, como las fracturas óseas, se puede recomendar un tratamiento de 20 a 30 sesiones, con una duración de 30 a 60 minutos por sesión.

Es importante destacar que cada caso es único y que el número de sesiones necesarias puede variar según las necesidades individuales del paciente. El profesional de la salud encargado del tratamiento de magnetoterapia en fisioterapia es quien determinará el número de sesiones necesarias según el diagnóstico y la evolución del paciente.

 

 

Cuánto tiempo tarda en hacer efecto la magnetoterapia

El tiempo que tarda en hacer efecto la magnetoterapia en fisioterapia puede variar según la afección a tratar, la gravedad de la lesión y las necesidades individuales del paciente. En general, se puede esperar que los efectos comiencen a ser evidentes después de algunas sesiones, aunque en algunos casos puede ser necesario un tratamiento a largo plazo para obtener resultados significativos.

Los efectos pueden incluir una reducción del dolor y la inflamación, una mejora de la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos, una estimulación de la regeneración ósea y tisular, y una mejora de la movilidad articular. Los efectos pueden ser más rápidos y notables en casos de lesiones agudas, como las fracturas óseas, en comparación con afecciones crónicas, como la osteoartritis.

Es importante destacar que la magnetoterapia no es una solución rápida o inmediata para todas las afecciones musculoesqueléticas, y que los resultados pueden variar según las necesidades individuales del paciente. El profesional de la salud encargado del tratamiento es quien determinará el número de sesiones necesarias según el diagnóstico y la evolución del paciente.

 

 

Precio de una sesión de magnetoterapia

El precio de una sesión de magnetoterapia en fisioterapia puede variar según el lugar donde se realice el tratamiento, el profesional de la salud que lo realice, la duración de la sesión y el tipo de tecnología utilizada.

Es importante destacar que es una técnica de tratamiento médico que debe ser realizada por un profesional capacitado y experimentado en su aplicación. Además, es posible que algunos seguros médicos cubran el costo del tratamiento, por lo que es recomendable verificar con el proveedor de seguro médico si existe cobertura.

Es importante tener en cuenta que el precio puede variar según la ubicación geográfica y la oferta de servicios de la zona, por lo que es recomendable consultar con diferentes proveedores de servicios para obtener una mejor idea del costo promedio de las sesiones en su área.

 

 

Evidencia de la magnetoterapia

Existen diversas investigaciones que han examinado la eficacia de la magnetoterapia en el tratamiento de diferentes afecciones y lesiones. A continuación, se presentan algunos ejemplos de estudios que han evaluado el efecto de la magnetoterapia:

  • Un estudio publicado en el Journal of Orthopaedic Surgery and Research encontró que la magnetoterapia puede mejorar la recuperación funcional y reducir el dolor en pacientes con lesiones de ligamentos de rodilla.
  • Un estudio publicado en la revista Clinical Rehabilitation examinó la eficacia de la magnetoterapia en pacientes con dolor lumbar crónico y encontró que la magnetoterapia fue eficaz para reducir el dolor y mejorar la calidad de vida de los pacientes.
  • Un metaanálisis publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine analizó los resultados de 20 estudios y concluyó que la magnetoterapia puede ser efectiva en el tratamiento del dolor agudo y crónico.
  • Un estudio publicado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders encontró que la magnetoterapia puede ser eficaz en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla.

 

 

Bibliografía:

  1. «Magnetic Therapy in Eastern Europe: A Review of 30 Years of Research» – Marko S. Markov. Bioelectromagnetics Supplement, 2006.
  2. «Magnetotherapy: Potential Therapeutic Benefits and Adverse Effects» – Richard H. Markov. International Journal of Environmental Research and Public Health, 2019.
  3. «Magnetic Field Therapy: A Review» – Hoda Hodeib, Mahmoud A. Basiouny, Nabil A. El-Latif. Journal of Advanced Research, 2015.
  4. National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH) – Magnetic Field Therapy: NCCIH proporciona información sobre la magnetoterapia, incluyendo estudios y revisiones. Puedes explorar su contenido en: NCCIH – Magnetic Field Therapy
  5. Electromagnetic Biology and Medicine Journal: Esta revista publica investigaciones sobre los efectos de los campos electromagnéticos en biología y medicina, incluyendo la magnetoterapia. Puedes acceder a su contenido en: Electromagnetic Biology and Medicine
    Fisioterapia
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    7 comments