Cuanto dura una lumbalgia o un lumbago

Cuanto dura una lumbalgia
540 Views

Cuanto dura una lumbalgia, el lumbago o una lumbalgia ciática es una pregunta muy común. La duración de la recuperación de un lumbago puede variar significativamente dependiendo de la gravedad del dolor de espalda y la causa subyacente del mismo. En algunos casos, el dolor de espalda puede mejorar en unos pocos días o semanas, mientras que en otros casos puede tardar varias semanas o meses en recuperarse completamente.

Es importante tener en cuenta que el dolor de espalda agudo (es decir, de aparición repentina) a menudo mejora dentro de las primeras seis semanas con el tratamiento adecuado. El tratamiento puede incluir terapia física, medicamentos para el dolor, ejercicios de fortalecimiento muscular, cambios en la postura y en la forma de dormir, y modificaciones en la actividad física.

También se pueden recomendar medidas de autocuidado como aplicar calor o hielo en la zona afectada, y evitar actividades que puedan agravar el dolor.

Sin embargo, si el dolor de espalda persiste o empeora después de seis semanas, se debe buscar atención médica adicional para descartar cualquier problema de salud subyacente. En resumen, la recuperación de un lumbago puede variar desde unos pocos días hasta varias semanas o meses, dependiendo de la gravedad y la causa del dolor, y del tratamiento en la clínica de fisioterapia que se reciba.

 

Cuanto dura una lumbalgia en fase aguda

La duración de la lumbalgia en la fase aguda, es decir, la etapa inicial de la afección, puede variar dependiendo de la causa subyacente del dolor lumbar. Generalmente tarda de unos días a dos semanas aunque más del 90% de los pacientes se recuperan completamente en el plazo de un mes. Para tratar las reagudizaciones repentinas de lumbalgia, se recomienda aplicar calor y hielo en casa según sea necesario, junto con antiinflamatorios.

Durante esta fase aguda, el dolor lumbar puede ser intenso y limitante, y puede ir acompañado de otros síntomas, como rigidez muscular y dificultad para moverse. La lumbalgia aguda suele ser el resultado de una lesión muscular o de un esfuerzo físico excesivo, y puede desaparecer gradualmente a medida que el cuerpo se cura a sí mismo. Sin embargo, si el dolor persiste durante más de 12 semanas, la lumbalgia se considera crónica.

Es importante tratar la lumbalgia en su fase aguda para prevenir complicaciones y limitaciones en la calidad de vida. El tratamiento puede incluir descanso, analgésicos, fisioterapia y cambios en el estilo de vida para prevenir futuros episodios de lumbalgia. Si el dolor persiste o empeora, es importante buscar atención médica para descartar causas más graves.

 

 

Cuanto dura una lumbalgia en fase crónica

La lumbalgia crónica es una forma persistente de dolor lumbar que dura más de 12 semanas, incluso después de que se hayan realizado tratamientos para la fase aguda. La duración de la lumbalgia crónica puede variar según la causa subyacente del dolor crónico y la efectividad del tratamiento.

En algunos casos, la lumbalgia crónica puede durar varios años o incluso toda la vida. La lumbalgia crónica puede tener un impacto significativo en la calidad de vida, limitando la capacidad de realizar actividades cotidianas y aumentando el riesgo de depresión y ansiedad.

El tratamiento de la lumbalgia crónica puede ser más complicado que en la fase aguda, ya que puede requerir un enfoque más multidisciplinario que incluya cambios en el estilo de vida, y fisioterapia

 

 

¿Es lumbago o ciática?

Tanto el lumbago como la ciática son condiciones que pueden causar dolor en la zona lumbar de la espalda. Sin embargo, son dos condiciones diferentes con causas y síntomas distintos.

El lumbago, también conocido como dolor de espalda baja, es un dolor que se localiza en la zona lumbar de la espalda y puede ser causado por una tensión muscular o un desgarro en los ligamentos de la espalda baja, problemas de disco, espondilosis, estenosis espinal, artritis, entre otros. Los síntomas comunes del lumbago incluyen dolor de espalda agudo o crónico, rigidez muscular, dificultad para moverse, debilidad en las piernas y entumecimiento.

Por otro lado, la ciática es un dolor que se extiende desde la zona lumbar hasta las piernas debido a una compresión del nervio ciático. Esta compresión del nervio puede ser causada por una hernia de disco, una estenosis espinal, una lesión o un tumor. Los síntomas comunes de la ciática incluyen dolor agudo, irradiación del dolor en la pierna, debilidad muscular, entumecimiento y hormigueo.

Es importante señalar que ambos trastornos pueden ser graves y causar discapacidad a largo plazo si no se tratan adecuadamente. Por lo tanto, si experimenta dolor de espalda baja o dolor en la pierna, es importante buscar atención médica para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

 

Cuanto dura una lumbalgia ciática

El tiempo que una lumbalgia con ciática tarda en curarse varía dependiendo de la causa subyacente de la afección y de la gravedad de los síntomas. En general, las lumbalgias ciáticas suelen durar entre unas 2 a 6 semanas o varios meses si no se trata. Sin embargo, en algunos casos pueden durar años o incluso ser crónicas.

Es importante consultar a un médico si se experimenta dolor lumbar y/o dolor que irradia hacia las piernas, especialmente si se acompaña de otros síntomas como debilidad muscular, hormigueo o entumecimiento. Un médico puede determinar la causa subyacente de la lumbalgia ciática y recomendar un plan de tratamiento adecuado para la columna lumbar.

 

 

Causas del lumbago

El lumbago, también conocido como dolor de espalda baja, puede ser causado por una variedad de factores. Algunas posibles causas del lumbago incluyen:

– Lesiones musculares o en ligamentos de articulaciones, por una tensión muscular, contractura muscular o un desgarro en los ligamentos de la espalda baja.

– Problemas de postura: una mala postura puede ejercer presión sobre la columna vertebral y causar dolor de espalda.

– Factores de estilo de vida como la obesidad, la falta de ejercicio, el tabaquismo y el estrés pueden contribuir al dolor de espalda.

– Problemas de disco intervertebral desde una hernia discal o un desgaste excesivo, lo que puede causar dolor .

– Espondilosis que es una afección degenerativa que puede afectar la columna vertebral y causar dolor de espalda.

– Estenosis espinal que es una afección en la que los canales espinales se estrechan, lo que puede presionar los nervios y causar dolor.

– Enfermedad crónica como artritis, osteoartritis o la artritis reumatoide.

Es importante señalar que a menudo no hay una sola causa clara del lumbago y que los factores individuales pueden interactuar para causar un episodio de dolor de espalda. Si experimenta lumbalgia, es importante consultar a un profesional de la salud para determinar la causa subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

 

 

Qué hacer para que se pase el lumbago

El tratamiento para la lumbalgia puede variar según la causa subyacente del dolor, la gravedad de los síntomas y la condición general de salud de la persona. Sin embargo, algunas medidas terapéuticas de tratamiento que pueden ayudar a aliviar el dolor incluyen:

– Descanso y actividad física adecuada: para los casos leves, el descanso y evitar actividades que pueden ayudar a evitar la aparición del dolor. Por otro lado, la actividad física adecuada, como ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular, puede ayudar a prevenir futuros episodios de dolor.

– La fisioterapia puede incluir ejercicios de fortalecimiento, estiramientos y movilización articular, así como terapia manual y técnicas de masaje miofascial que pueden ayudar a aliviar la tensión muscular y reducir el dolor.

– Medicamentos analgésicos y antiinflamatorios de venta libre o recetados pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Sin embargo, es importante seguir las instrucciones del médico y no tomar más de la dosis recomendada.

– Calor y frío: aplicar compresas de calor, una manta eléctrica o hielo en la zona afectada puede ayudar a aliviar el dolor intenso y reducir la inflamación.

– Utilizar una faja abdominal que de soporte a la región lumbar

– Cambios en el estilo de vida: mantener un peso saludable, hacer ejercicio físico regularmente, corregir la postura, higiene postural y evitar permanecer sentado o de pie durante largos períodos de tiempo, también pueden ayudar a prevenir y tratar la lumbalgia.

 

Bibliografía:

Chou R, Qaseem A, Snow V, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: a joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147(7):478-491. doi:10.7326/0003-4819-147-7-200710020-00006

Maher C, Underwood M, Buchbinder R. Non-specific low back pain. Lancet. 2017;389(10070):736-747. doi:10.1016/S0140-6736(16)30970-9

Henschke N, Maher CG, Refshauge KM, et al. Prevalence of and screening for serious spinal pathology in patients presenting to primary care settings with acute low back pain. Arthritis Rheum. 2009;60(10):3072-3080. doi:10.1002/art.24853

Mayo Clinic: Mayo Clinic ofrece información sobre la duración de la lumbalgia y factores que pueden influir en su resolución. Puedes consultar su página sobre lumbalgia aquí: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/back-pain/symptoms-causes/syc-20369906

WebMD: WebMD proporciona información sobre la duración típica de la lumbalgia aguda y cómo puede evolucionar hacia una afección crónica. Puedes visitar su artículo sobre lumbalgia aquí: https://www.webmd.com/back-pain/guide/low-back-pain-causes-treatments

Spine-health: Spine-health es un recurso en línea centrado en problemas de la columna vertebral. Ofrece información sobre la duración esperada de la lumbalgia y cuándo buscar atención médica. Puedes consultar su artículo aquí: https://www.spine-health.com/conditions/lower-back-pain/acute-lower-back-pain-symptoms-treatment-and-self-help-techniques

    Fisioterapia Salud
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    4 comments