Qué hace un fisioterapeuta en un hospital

Qué hace un fisioterapeuta en un hospital
39 Views

La presencia de fisioterapeutas en los hospitales es fundamental para el cuidado integral de los pacientes. Su papel va más allá de tratar lesiones musculoesqueléticas; abarca desde la rehabilitación postoperatoria hasta la gestión del dolor y la mejora de la movilidad en pacientes críticos.

 

El papel del fisioterapeuta en un hospital es diverso y multifacético, abarcando desde la evaluación inicial del paciente hasta la rehabilitación postoperatoria y la prevención de complicaciones. A través de una variedad de intervenciones terapéuticas, los fisioterapeutas trabajan en colaboración con otros profesionales de la salud para promover la recuperación y mejorar la calidad de vida de los pacientes hospitalizados a parte de trabajar en una clínica de fisioterapia.

 

 

1. Evaluación inicial del paciente

Cuando un paciente es admitido en un hospital, es probable que sea evaluado por un fisioterapeuta para determinar sus necesidades y desarrollar un plan de tratamiento personalizado. Durante esta evaluación inicial, el fisioterapeuta puede realizar lo siguiente:

  • Evaluar la función física: Realizar pruebas para evaluar la movilidad, la fuerza, el equilibrio y la coordinación del paciente.

     

  • Evaluar la respiración: Evaluar la función respiratoria del paciente y su capacidad para realizar ejercicios de respiración profunda y tos efectiva.

     

  • Evaluar la necesidad de movilización temprana: Determinar si el paciente se beneficiaría de la movilización temprana para prevenir complicaciones como la debilidad muscular y la trombosis venosa profunda.

     

  • Evaluar el dolor: Evaluar la intensidad y ubicación del dolor del paciente, así como los factores que pueden contribuir a su dolor, como la postura y la movilidad.

     

La evaluación inicial proporciona al fisioterapeuta información crucial que guiará el desarrollo del plan de tratamiento y la atención continua del paciente.

 

 

 

2. Desarrollo y ejecución del plan de tratamiento

Basado en la evaluación inicial, el fisioterapeuta desarrollará un plan de tratamiento personalizado diseñado para abordar las necesidades específicas del paciente y promover su recuperación. Este plan de tratamiento puede incluir una variedad de intervenciones terapéuticas, que pueden incluir:

  • Terapia de ejercicios: Prescribir ejercicios terapéuticos diseñados para mejorar la fuerza, la flexibilidad, la movilidad y la función física del paciente.
  • Terapia manual: Realizar técnicas de terapia manual, como masajes terapéuticos, estiramientos y movilizaciones articulares, para aliviar la tensión muscular, mejorar la movilidad articular y reducir el dolor.
  • Terapia respiratoria: Ayudar a los pacientes con problemas respiratorios a realizar ejercicios de respiración profunda y tos efectiva para mejorar la función pulmonar y prevenir complicaciones respiratorias.
  • Gestión del dolor: Utilizar técnicas de terapia manual, modalidades físicas y ejercicios terapéuticos para aliviar el dolor agudo y crónico en pacientes hospitalizados.
  • Rehabilitación postoperatoria: Ayudar a los pacientes a recuperarse de cirugías ortopédicas, neurológicas, cardíacas o respiratorias, y restaurar la función física y la independencia.

El fisioterapeuta trabajará en estrecha colaboración con el equipo médico y de enfermería del hospital para implementar y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario para garantizar resultados óptimos para el paciente.

 

 

 

3. Movilización temprana y prevención de complicaciones

Uno de los roles clave del fisioterapeuta en un entorno hospitalario es promover la movilización temprana y prevenir complicaciones asociadas con la inmovilidad prolongada. Esto puede incluir lo siguiente:

  • Movilización en la cama: En pacientes postrados en cama, el fisioterapeuta puede enseñar ejercicios de rango de movimiento y movilizaciones pasivas para prevenir la rigidez articular y la contractura muscular.
  • Levantamiento y traslado seguro: Ayudar al personal de enfermería a realizar levantamientos y traslados seguros de pacientes para prevenir lesiones en el personal y mejorar la comodidad del paciente.
  • Entrenamiento en la marcha: En pacientes que pueden levantarse y moverse, el fisioterapeuta puede proporcionar entrenamiento en la marcha para mejorar la estabilidad, el equilibrio y la coordinación durante la movilización.
  • Prevención de úlceras por presión: Evaluar el riesgo de úlceras por presión en pacientes postrados en cama y recomendar medidas de prevención, como cambios de posición regulares y el uso de dispositivos de alivio de presión.

La movilización temprana y la prevención de complicaciones son aspectos cruciales del cuidado del paciente hospitalizado y son áreas en las que los fisioterapeutas desempeñan un papel importante.

 

 

4. Rehabilitación en la unidad de cuidados intensivos (UCI)

En la unidad de cuidados intensivos, los fisioterapeutas desempeñan un papel vital en la rehabilitación de pacientes críticamente enfermos. Sus funciones pueden incluir:

  • Evaluación y manejo de la función respiratoria: Evaluar y tratar problemas respiratorios en pacientes con ventilación mecánica, como la debilidad de los músculos respiratorios y la acumulación de secreciones.
  • Prevención de la debilidad muscular adquirida en la UCI (DMUCI): Implementar programas de movilización precoz y ejercicios de fortalecimiento para prevenir la DMUCI en pacientes críticamente enfermos.
  • Manejo del delirio y la agitación: Ayudar a controlar los síntomas de delirio y agitación en pacientes de la UCI a través de técnicas de relajación, posicionamiento y orientación sensorial.
  • Rehabilitación funcional: Trabajar con pacientes de la UCI para restaurar la función física y promover la independencia en actividades de la vida diaria, como levantarse de la cama, sentarse y caminar.

El trabajo del fisioterapeuta en la UCI es fundamental para maximizar la recuperación y la calidad de vida de los pacientes críticamente enfermos.

 

 

 

5. Educación del paciente y el cuidador

Además de proporcionar tratamiento directo a los pacientes, los fisioterapeutas también desempeñan un papel importante en la educación del paciente y el cuidador sobre la condición del paciente y las estrategias de autocuidado. Esto puede incluir lo siguiente:

  • Enseñanza de ejercicios y técnicas de autocuidado: Enseñar al paciente y al cuidador cómo realizar ejercicios terapéuticos, técnicas de movilización y medidas de prevención de lesiones en el hogar.
  • Educación sobre dispositivos de ayuda: Proporcionar información sobre el uso de dispositivos de ayuda, como bastones, andadores y dispositivos de asistencia para la movilidad, para mejorar la seguridad y la independencia del paciente.
  • Orientación sobre la gestión del dolor: Brindar información sobre técnicas de manejo del dolor, como la aplicación de calor o frío, la terapia con hielo, la posición adecuada y la respiración profunda, para ayudar al paciente a controlar su dolor de manera efectiva.
  • Promoción de la salud y el bienestar: Educar al paciente y al cuidador sobre la importancia de mantener un estilo de vida saludable, incluyendo la actividad física regular, una dieta equilibrada y la prevención de lesiones.

La educación del paciente y el cuidador es fundamental para empoderar a los pacientes en su proceso de recuperación y fomentar la autogestión de su salud y bienestar.

    Fisioterapia
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    No comments