Masaje – Que es, indicaciones y contraindicaciones

Masaje - Que es, indicaciones y contraindicaciones
65 Views

El masaje consiste en la manipulación de los tejidos blandos del cuerpo, como los músculos, la piel y los tendones, mediante movimientos específicos y técnicas de presión. Es una práctica terapéutica antigua y ampliamente utilizada que ofrece una variedad de beneficios para la salud física y emocional. Desde aliviar el dolor muscular hasta reducir el estrés y la ansiedad, el masaje puede ser una herramienta poderosa para mejorar el bienestar general y la calidad de vida.

 

Con técnicas básicas como fricción, amasamiento, percusión, presión y estiramiento, puede adaptarse para satisfacer las necesidades individuales de cada persona. Sin embargo, es importante tener en cuenta las contraindicaciones y hablar con un profesional de la salud antes de recibir un masaje si tienes alguna preocupación médica.

 

Definición de masaje

La definición de masaje es la aplicación de manipulaciones sistemáticas y manuales en los tejidos blandos del cuerpo humano, como los músculos, la piel, los tendones y los ligamentos. Estas manipulaciones pueden incluir presión, fricción, estiramiento, amasamiento y golpeteos, entre otros, con el objetivo de promover el bienestar físico, mental y emocional del individuo.

 

 

 

¿Qué es el Masaje?

El masaje es una práctica terapéutica que implica la manipulación de los tejidos blandos del cuerpo, como los músculos, la piel y los tendones, mediante movimientos específicos y técnicas de presión. Se realiza con las manos, los dedos, los codos, los antebrazos o dispositivos especiales diseñados para este fin.

El objetivo del masaje es aliviar la tensión muscular, reducir el dolor, mejorar la circulación sanguínea, promover la relajación y mejorar el bienestar general del individuo.

Es una forma de terapia manual que utiliza el tacto y la presión para mejorar la salud y el bienestar físico y emocional. Esta práctica milenaria ha sido utilizada en diversas culturas de todo el mundo como una forma de sanación y cuidado del cuerpo y la mente.

Puede adaptarse para satisfacer las necesidades individuales de cada persona y puede ser utilizado como parte de un plan de tratamiento para una variedad de condiciones médicas, así como para promover la relajación y el bienestar en general.

 

 

 

 

¿Para qué sirve el masaje?

El masaje tiene una amplia gama de beneficios y es una forma efectiva y natural de promover la salud y el bienestar en general, tanto a nivel físico como emocional. Al ser una terapia segura y no invasiva, el masaje es ampliamente utilizado en todo el mundo como complemento a otros tratamientos médicos y terapias. Algunos de los principales beneficios incluyen:

1. Alivio del dolor

Puede ayudar a aliviar el dolor muscular y articular, así como el dolor crónico asociado con afecciones como la artritis y la fibromialgia.

 

2. Reducción del estrés y la ansiedad

Ayuda a reducir los niveles de estrés y ansiedad al promover la relajación muscular y mejorar el estado de ánimo.

 

3. Mejora de la circulación sanguínea

Aumenta el flujo sanguíneo hacia los tejidos, lo que puede mejorar la circulación y ayudar a eliminar toxinas del cuerpo.

 

4. Mejora de la flexibilidad y la movilidad

Puede ayudar a mejorar la flexibilidad y la movilidad articular al liberar la tensión muscular y promover la lubricación de las articulaciones.

 

5. Recuperación muscular

Acelera la recuperación muscular después del ejercicio al reducir la inflamación y el dolor muscular y mejorar el flujo sanguíneo hacia los tejidos.

 

6. Mejora del Sueño

Puede ayudar a mejorar la calidad del sueño al promover la relajación y reducir la tensión muscular, lo que puede facilitar conciliar el sueño y mejorar el descanso nocturno.

 

7. Mejora del estado de ánimo

Estimula la liberación de endorfinas y otros neurotransmisores que pueden mejorar el estado de ánimo y promover una sensación general de bienestar.

Técnicas básicas de masaje

Existen varias técnicas básicas de masaje que pueden adaptarse y combinarse según las necesidades individuales del receptor. Algunas de las técnicas más comunes en masaje terapéutico o masaje descontracturante incluyen:

1. Fricción

La fricción es una técnica en la que se aplican movimientos circulares o longitudinales con los dedos o las manos sobre la piel para calentar los tejidos y romper las adherencias musculares.

 

2. Amasamiento

El amasamiento implica el uso de movimientos de presión y agarre para levantar y manipular los tejidos musculares con los pulgares y los dedos, lo que ayuda a relajar los músculos y mejorar la circulación.

 

3. Percusión

La percusión incluye golpes rítmicos y rápidos con los puños cerrados o las manos abiertas sobre los músculos para estimular la circulación sanguínea y relajar los tejidos.

 

4. Presión

La presión consiste en aplicar presión sostenida con los dedos, las palmas o los codos sobre puntos específicos del cuerpo para aliviar la tensión muscular y mejorar la flexibilidad.

 

5. Estiramiento

El estiramiento se utiliza para elongar y relajar los músculos, aumentando la flexibilidad y la movilidad articular mediante movimientos suaves y controlados.

Indicaciones del masaje

El masaje puede ser utilizado como terapia complementaria para una variedad de condiciones y situaciones. Algunas de las indicaciones comunes para recibir un masaje incluyen:

  1. Dolor muscular y articular: El masaje puede aliviar el dolor muscular y articular causado por tensiones, lesiones o condiciones médicas como la artritis. 
  2. Tensión muscular: El masaje puede ayudar a relajar los músculos tensos y reducir la rigidez muscular causada por el estrés, la actividad física intensa o la postura incorrecta. 
  3. Estrés y ansiedad: El masaje puede promover la relajación y reducir los niveles de estrés y ansiedad al estimular la liberación de endorfinas y otros neurotransmisores que inducen la calma y el bienestar. 
  4. Fatiga y agotamiento: El masaje puede aumentar los niveles de energía y aliviar la fatiga al mejorar la circulación sanguínea y promover la eliminación de toxinas acumuladas en el cuerpo. 
  5. Migrañas y dolores de cabeza tensionales: El masaje puede aliviar la tensión en los músculos del cuello y los hombros, que a menudo están relacionados con las migrañas y los dolores de cabeza tensionales. 
  6. Lesiones deportivas: El masaje puede ayudar en la recuperación de lesiones deportivas al reducir la inflamación, aliviar el dolor y mejorar la circulación sanguínea en la zona afectada. 
  7. Problemas de circulación: El masaje puede mejorar la circulación sanguínea al estimular el flujo de sangre hacia los tejidos y promover la eliminación de toxinas y productos de desecho. 
  8. Trastornos del sueño: El masaje puede promover un sueño más reparador al inducir la relajación y reducir la tensión muscular, lo que facilita conciliar el sueño y mejorar la calidad del descanso. 
  9. Trastornos musculoesqueléticos crónicos: El masaje puede ser beneficioso para personas que sufren de condiciones musculoesqueléticas crónicas, como la fibromialgia o la espondilitis anquilosante, al proporcionar alivio del dolor y mejorar la movilidad.

 

 

Contraindicaciones del masaje

Aunque el masaje es generalmente seguro y beneficioso, existen algunas contraindicaciones en las que se debe evitar o tener precaución. Algunas de las contraindicaciones comunes del masaje incluyen:

  1. Infecciones de la piel: Si hay una infección activa en la piel, como herpes, celulitis o dermatitis infecciosa, puede propagar la infección a otras áreas del cuerpo o a otras personas a través del contacto directo con la piel. 
  2. Fiebre alta: Si tienes una fiebre alta, puede aumentar la temperatura corporal y empeorar los síntomas. Es importante permitir que el cuerpo descanse y se recupere durante la fiebre. 
  3. Trombosis venosa profunda: En casos de trombosis venosa profunda (coágulos sanguíneos en las venas profundas), el masaje puede aumentar el riesgo de que el coágulo se desplace y cause una embolia pulmonar u otras complicaciones graves. 
  4. Fracturas óseas recientes: Si has sufrido una fractura ósea reciente, puede interferir con el proceso de curación y causar más daño a los tejidos afectados. 
  5. Trastornos de la coagulación sanguínea: Si tienes trastornos de la coagulación sanguínea, como hemofilia o trombocitopenia, puede aumentar el riesgo de hemorragia interna o hematomas. 
  6. Problemas cardíacos graves: En casos de enfermedades cardíacas graves, como insuficiencia cardíaca congestiva o cardiomiopatía, puede ejercer presión adicional sobre el corazón y aumentar el riesgo de complicaciones cardiovasculares. 
  7. Lesiones graves en los tejidos blandos: Si tienes lesiones graves en los tejidos blandos, como desgarros musculares, esguinces o luxaciones, puede empeorar el daño y causar más dolor o inflamación. 
  8. Embarazo de alto riesgo: Durante el embarazo, especialmente en casos de alto riesgo o complicaciones, se debe tener precaución con ciertos tipos que podrían estimular el útero y aumentar el riesgo de contracciones prematuras o complicaciones obstétricas. 
  9. Cáncer: En casos de cáncer activo o en remisión, se debe consultar con un médico antes de recibir un masaje, ya que algunas técnicas pueden estimular la circulación sanguínea y potencialmente diseminar las células cancerosas.

 

Duración de una sesión de masaje

La duración de una sesión de masaje puede variar dependiendo de varios factores, incluyendo las necesidades individuales del cliente, el tipo que se realiza y las preferencias del terapeuta.

En general, las sesiones pueden durar desde unos pocos minutos hasta una hora o más. Aquí hay algunas pautas generales sobre la duración típica de diferentes tipos de masajes:

 

  1. Masaje de relajación o suecoLas sesiones de masaje de relajación suelen durar entre 60 y 90 minutos. Esto permite al terapeuta trabajar en áreas problemáticas específicas y proporcionar una experiencia completa de relajación y bienestar.

     

  2. Masaje terapéutico o deportivoLas sesiones de masaje terapéutico o deportivo pueden variar en duración, pero suelen durar entre 30 y 60 minutos. Estas sesiones están más enfocadas en tratar problemas musculares específicos, como lesiones deportivas o tensiones musculares crónicas.

     

     

  3. Masaje localizadoSi solo necesitas trabajo en una parte específica del cuerpo, como el cuello, la espalda o los hombros, una sesión localizada puede durar entre 15 y 30 minutos.

     

  4. Masaje expressAlgunos spas o clínicas ofrecen sesiones de masaje express que pueden durar tan solo 10 o 15 minutos. Estas sesiones son ideales para personas que tienen poco tiempo pero aún así desean experimentar los beneficios.

     

 

 

 

Bibliografía

A continuación proporciono una lista de bibliografía y recursos online en español:

  1. «Anatomía y masaje para la salud y la actividad física» de Guillermo Díaz González.
  2. «Masaje Terapéutico: Guía completa sobre las técnicas de masaje» de Art Riggs.
  3. «Masaje deportivo: Anatomía y técnicas» de Mario Salgado y Rafael Martín.
  4. «Masaje Deportivo: Técnicas para mejorar el rendimiento en el deporte» de Joan Godoy.
Recursos online:
  1. Fisioterapia Online: Plataforma que ofrece contenido educativo y recursos sobre fisioterapia, incluyendo masaje terapéutico. (https://www.fisioterapia-online.com/)
  2. Mayo clinic: pagina sobre masaje https://www.mayoclinic.org
  3. Instituto de Quiromasaje: Centro de formación en quiromasaje y técnicas. Ofrecen cursos presenciales y online. (https://www.institutodequiromasaje.com/)
    Masaje
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    2 comments