Columna lumbar – Que es, anatomía, vertebras, que zona es

Columna lumbar
37 Views

La columna lumbar, también conocida como columna vertebral lumbar o región lumbar, es una parte crucial de la estructura esquelética del cuerpo humano. Es una parte fundamental del sistema musculoesquelético humano que desempeña un papel crucial en la estabilidad, el movimiento y la protección del cuerpo. Mantener una columna lumbar fuerte y saludable es esencial para prevenir lesiones, mejorar la postura y mantener la funcionalidad a lo largo de la vida.

En este artículo, exploraremos en detalle qué es, su anatomía, las funciones que desempeña, cómo aliviar el dolor lumbar y responderemos algunas preguntas frecuentes sobre esta importante región del cuerpo.

 

Qué es la columna lumbar

La columna lumbar es una parte importante de la estructura esquelética del cuerpo humano. Consiste en una serie de huesos llamados vértebras, que se extienden desde la parte inferior de la región torácica hasta la parte superior del sacro. La columna lumbar está ubicada en la región baja de la espalda, justo por encima de la pelvis y el sacro.

La columna lumbar consta de cinco vértebras numeradas de L1 a L5. Estas vértebras son las más grandes y más fuertes de la columna vertebral, ya que soportan una cantidad significativa de peso corporal y deben proporcionar estabilidad y movilidad a la parte inferior de la espalda.

Cada vértebra lumbar tiene varias características distintivas, incluyendo un cuerpo vertebral en forma de cilindro que proporciona soporte estructural y absorbe la carga del peso corporal, así como apófisis transversas y espinosas que sirven como puntos de inserción para los músculos y ligamentos de la espalda. Además, las vértebras lumbares tienen forámenes vertebrales a través de los cuales pasan los nervios espinales y los vasos sanguíneos.

Desempeña varias funciones importantes en el cuerpo humano. Además de proporcionar soporte estructural y proteger la médula espinal, la columna lumbar permite una amplia gama de movimientos, incluyendo flexión hacia adelante, extensión hacia atrás, inclinación lateral y rotación.

Estos movimientos son posibles gracias a la estructura única de las vértebras lumbares y los discos intervertebrales que se encuentran entre ellas.

 

 

Anatomía de la columna lumbar

La columna lumbar es una parte vital de la estructura esquelética del cuerpo humano y está compuesta por una serie de cinco vértebras lumbares, numeradas de L1 a L5. Esta región de la columna vertebral se encuentra en la parte baja de la espalda, justo encima de la pelvis y el sacro. A continuación, se detalla la anatomía de la columna lumbar:

Vértebras lumbares

  1. Cuerpo Vertebral:
    • El cuerpo vertebral es la parte más grande y robusta de la vértebra lumbar. Proporciona soporte estructural y distribuye el peso del cuerpo.

       

  2. Arco Vertebral:
    • El arco vertebral está formado por la apófisis espinosa en la parte posterior y las apófisis transversas en los lados. Estas estructuras protegen la médula espinal y proporcionan puntos de unión para los músculos y ligamentos.

       

  3. Apófisis Espinosas:
    • Las apófisis espinosas son proyecciones óseas que se extienden hacia atrás desde el arco vertebral. Sirven como puntos de unión para los músculos de la espalda y ayudan a estabilizar la columna vertebral.

       

  4. Apófisis Transversas:
    • Las apófisis transversas son proyecciones óseas que se extienden lateralmente desde el arco vertebral. También proporcionan puntos de unión para los músculos y ligamentos.

       

  5. Forámenes Vertebrales:
    • Los forámenes vertebrales son aberturas a través de las cuales pasan los nervios espinales y los vasos sanguíneos.

       

Discos intervertebrales

Entre cada par de vértebras lumbares se encuentra un disco intervertebral. Estos discos están compuestos por un núcleo gelatinoso llamado núcleo pulposo y un anillo fibroso externo. Los discos intervertebrales actúan como amortiguadores, absorbiendo impactos y proporcionando flexibilidad a la columna vertebral.

 

Funciones de la columna lumbar

La columna lumbar desempeña varias funciones importantes en el cuerpo humano debido a su ubicación estratégica y su estructura única. A continuación, se detallan algunas de las funciones clave de la columna lumbar:

  1. Soporte y Estabilidad

    Proporciona un soporte estructural fundamental para el cuerpo humano. Es especialmente importante para mantener la postura erguida y la alineación adecuada de la columna vertebral. Los músculos, ligamentos y estructuras óseas de la zona lumbar trabajan juntos para estabilizar y mantener la columna en posición vertical.

     

  2. Distribución del peso

    La columna lumbar es responsable de distribuir el peso del cuerpo hacia las caderas y las piernas. Esta función es crucial para mantener el equilibrio y la movilidad mientras estamos de pie, caminando o realizando actividades diarias que implican carga sobre la espalda baja.

     

  3. Movimiento y flexibilidad

    A pesar de su función principal de proporcionar estabilidad, la columna lumbar también permite una amplia gama de movimientos. Estos incluyen flexión hacia adelante, extensión hacia atrás, inclinación lateral y rotación. La flexibilidad es esencial para realizar actividades cotidianas, como agacharse, levantar objetos y girar el torso.

     

  4. Protección de la médula espinal

    Forma parte del canal vertebral, que alberga y protege la médula espinal. La médula espinal es una parte vital del sistema nervioso central y transmite señales entre el cerebro y el resto del cuerpo. La estructura ósea de la región lumbar actúa como una armadura protectora que protege la médula espinal de lesiones y daños.

     

  5. Soporte muscular

    La columna proporciona puntos de inserción para numerosos músculos que son importantes para la estabilidad y el movimiento de la espalda y las extremidades inferiores. Estos músculos incluyen los extensores de la espalda, los flexores de la cadera, los músculos abdominales y los músculos del suelo pélvico. Una columna fuerte y saludable es esencial para el funcionamiento adecuado de estos músculos y para prevenir lesiones.

     

  6. Amortiguación de impactos

    Los discos intervertebrales entre las vértebras lumbares actúan como amortiguadores naturales que absorben los impactos y las fuerzas que se producen durante actividades como caminar, correr o saltar. Esta función ayuda a proteger las estructuras óseas y articulares de la columna de lesiones y desgaste excesivo.

 

 

Tejidos blandos de la columna lumbar

Estos tejidos blandos trabajan en conjunto para proporcionar estabilidad, movilidad y protección a la columna lumbar. Un equilibrio adecuado entre la fuerza, la flexibilidad y la coordinación de estos tejidos es esencial para mantener una columna lumbar saludable y prevenir lesiones.

Además, el fortalecimiento y el estiramiento regular de los músculos y ligamentos de la columna lumbar son importantes para mantener la función y prevenir el dolor y la discapacidad.

Los tejidos blandos incluyen músculos, ligamentos, tendones y tejido adiposo. A continuación, describiré cada uno de estos tejidos blandos en detalle:

  1. Músculos:
    • Los músculos de la columna lumbar son responsables de proporcionar soporte, estabilidad y movimiento a esta región de la espalda. Algunos de los músculos importantes en la columna lumbar incluyen:
      • Músculos erectores espinales

        Estos músculos se encuentran a lo largo de la columna vertebral y son responsables de la extensión de la columna lumbar.

         

      • Músculos abdominales

        Incluyen el recto abdominal, los oblicuos internos y externos, y el transverso abdominal. Estos músculos contribuyen a la estabilidad del tronco y ayudan a mantener una postura adecuada.

         

      • Músculos del psoas

        El psoas mayor es un músculo profundo que se extiende desde la parte baja de la columna vertebral hasta el fémur. Ayuda en la flexión de la cadera y la estabilización de la columna lumbar.

         

  2. Ligamentos:
    • Los ligamentos son bandas de tejido conectivo fibroso que conectan huesos entre sí y proporcionan estabilidad a las articulaciones. En la columna los ligamentos ayudan a mantener la alineación adecuada de las vértebras y protegen contra la hiperextensión y otros movimientos excesivos.

       

    • Algunos ligamentos importantes en la columna lumbar incluyen el ligamento longitudinal anterior, el ligamento longitudinal posterior y los ligamentos interespinosos.

 

 

  1. Tendones:
    • Los tendones son tejidos fibrosos que conectan los músculos con los huesos y transmiten la fuerza generada por la contracción muscular a los huesos. En la columna lumbar, los tendones juegan un papel importante en la estabilización y el movimiento de la columna vertebral.

       

    • Por ejemplo, los tendones de los músculos erectores de la espina se adhieren a las vértebras y ayudan en la extensión de la columna lumbar.

 

 

  1. Tejido Adiposo:
    • El tejido adiposo, también conocido como grasa, se encuentra disperso en la región lumbar y proporciona amortiguación y protección a las estructuras óseas y articulares de la columna vertebral. El tejido adiposo también sirve como fuente de energía y ayuda en la regulación térmica del cuerpo.

       

 

 

 

Dolor en la columna lumbar

El dolor en la columna lumbar se refiere a cualquier molestia o malestar que se siente en la región baja de la espalda, específicamente en la zona de las vértebras lumbares. Esta área de la columna vertebral es propensa a diversas lesiones y afecciones debido a la cantidad de estrés y carga que soporta durante las actividades diarias.

Puede tener un impacto significativo en la calidad de vida, pero muchas veces se puede prevenir adoptando medidas simples de autocuidado y modificando los hábitos de vida.

Si experimentas dolor lumbar persistente o grave, es importante buscar atención médica para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. Un fisioterapeuta o un médico pueden proporcionar orientación individualizada para manejar y prevenir el dolor.

Causas del dolor en la columna lumbar

El dolor en la columna lumbar puede ser causado por una variedad de factores, que van desde lesiones agudas hasta condiciones crónicas. A continuación, se describen algunas de las causas más comunes del dolor:

  1. Lesiones musculares
    • Las distensiones musculares y los desgarros pueden ocurrir debido a movimientos bruscos, levantamiento incorrecto de objetos pesados, trauma o sobreesfuerzo durante la actividad física.

       

  2. Hernia discal
    • Una hernia discal se produce cuando parte del núcleo pulposo del disco intervertebral se desplaza fuera de su posición normal y comprime los nervios espinales. Esto puede causar dolor lumbar, así como síntomas de irradiación hacia las piernas, conocido como ciática.

       

  3. Degeneración discal
    • Con el envejecimiento, los discos intervertebrales pueden experimentar desgaste y degeneración, lo que puede provocar dolor lumbar crónico, rigidez y disminución de la movilidad.

       

  4. Estenosis espinal
    • La estenosis espinal es el estrechamiento del canal espinal que puede comprimir los nervios espinales y causar dolor lumbar, así como síntomas de irradiación hacia las piernas. Esto suele ser el resultado del envejecimiento y el desarrollo de osteoartritis en la columna vertebral.
  5. Espondilolistesis
    • La espondilolistesis se produce cuando una vértebra se desliza hacia adelante sobre la vértebra adyacente. Esto puede causar compresión de los nervios espinales y dolor lumbar, así como alteraciones en la alineación de la columna vertebral.

       

  6. Artritis y osteoartritis
    • La artritis y la osteoartritis pueden afectar las articulaciones facetarias de la columna vertebral lumbar, lo que resulta en inflamación, dolor y rigidez en la parte baja de la espalda.

       

  7. Lesiones traumáticas
    • Traumatismos como caídas, accidentes automovilísticos o lesiones deportivas pueden provocar fracturas vertebrales, dislocaciones o lesiones de los tejidos blandos de la columna lumbar, lo que resulta en dolor agudo y limitación de la movilidad.

     

  8. Sobrepeso y obesidad
    • El exceso de peso corporal puede ejercer presión adicional sobre la columna lumbar, lo que aumenta el riesgo de desarrollar dolor lumbar crónico y otras afecciones de la columna vertebral.

       

  9. Estilo de vida
    • El sedentarismo, la falta de ejercicio, el tabaquismo y el estrés emocional pueden contribuir al desarrollo del dolor lumbar al debilitar los músculos de la espalda, reducir la flexibilidad de la columna vertebral y aumentar la sensibilidad al dolor.

Es importante tener en cuenta que el dolor puede ser multifactorial y requerir un enfoque integral para su manejo y tratamiento. Si experimentas dolor lumbar persistente o grave, es fundamental buscar atención médica para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

 

 

Prevención del dolor en la región lumbar

  • Mantener una postura adecuada al estar de pie, sentado y al levantar objetos.
  • Fortalecer los músculos abdominales y de la espalda con ejercicios regulares.
  • Evitar el sobrepeso y mantenerse en un rango de peso saludable.
  • Practicar técnicas de levantamiento seguro y evitar movimientos bruscos.
  • Realizar estiramientos regulares para mantener la flexibilidad de la columna lumbar y los músculos circundantes.
    Salud
    Juan López

    Juan López

    Juan López es un fisioterapeuta con mas de 15 años de experiencia con una amplia formación en terapia manual ortopédica, osteopatía, fisioterapia deportiva. Ha trabajado en el ámbito hospitalario, clubes deportivos y ejerce en su clínica de fisioterapia en Madrid. Sobre el autor - Linked in

    One comment